‘Neimhaim’, de Aránzazu Serrano Lorenzo

Una historia fantástica ambientada en un mundo legendario que toma elementos de la rica mitología nórdica y vikinga.

neimhaim

Al igual que en el sur de Europa tenemos el sustrato cultural de la mitología griega, los paises germánicos del norte cuentan con la suya propia. Tanto una como otra son de tal riqueza que han constituido un verdadero filón para la Literatura: infinidad de autores de narrativa fantástica se han inspirado en ellas para crear sus mundos imaginarios. Buena muestra de ello es, por ejemplo, la Tierra Media de ‘El Señor de los Anillos’, el colosal trabajo de J. R. R. Tolkien.

Y no sólo en la novela sajona se halla la influencia de la mitología nórdica: también en la española puede encontrarse (no en balde, nuestra cultura tiene un sustrato celta). Uno de los últimos ejemplos de ello es ‘Neimhaim’, obra de Aránzazu Serrano Lorenzo (Madrid, 1975) que ha publicado recientemente el sello Fantascy.

Periodista de profesión, el interés por la narrativa fantástica le viene a Aránzazu Serrano desde hace años. Porque con tan sólo 17 de edad, ya había escrito ‘El tiempo se acaba’, una novela de ciencia ficción ambientada en la conquista de América y que trataba, justamente, sobre viajes en el tiempo. Mucho más ambiciosa es ‘Neimhaim’, un voluminoso relato que -como decíamos- toma elementos de la mitología nórdica (especialmente la vikinga) para crear todo un universo propio cuya complejidad se simplifica al lector mediante ilustraciones y mapas presentes en el libro.

En un mundo covulso, dos clanes antagónicos -pacífico uno, guerrero el otro- se unen fundando el Reino de Neimhaim. Tras extrañas gestaciones de 12 meses, nacen un niño y una niña que recuperan una estirpe perdida y que deben casarse para gobernar el nuevo estado. Ella es Ailsa, de la belicosa tribu Kranyal, mientras él se llama Saghan y pertenece a los Djendel, poco dados a la guerra. Pero, antes de hacerse cargo del gobierno, tienen que adquirir distintos conocimientos entre los cuales se hallan los “dones”, una serie de capacidades sobrenaturales, y superar difíciles pruebas.

Y es que el prometedor Reino de Neimhaim cuenta con un implacable enemigo: Nordkinn, divinidad desterrada de su olimpo tras cometer un horrible acto. Aislado en el glaciar de Hertejänen y con ayuda de la esfera mágica Rutnir, observa todo lo que sucede y planea su venganza. En definitiva, ‘Neimhaim’ es una ambiciosa novela que nos trae todo un mundo mítico y que cuenta con todos los ingredientes de la fantasía épica: aventuras, acción, romanticismo y, como trasfondo, un bien construido sustrato místico. Por cierto, Aránzazu Serrano ya se halla sumergida en un segundo libro.

Vía: Web dedicada a la obra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...