‘Número cero’, de Umberto Eco

El intelectual italiano critica, en forma novelada, al poder y la corrupción a través de unos periodistas poco éticos.

numero cero

El periodismo es una bella profesión. Informar a la ciudadanía de lo que está ocurriendo de una forma independiente y veraz tiene mucho mérito e importancia. Sin embargo, como en todos los oficios, hay «ovejas negras», individuos que -por órdenes superiores- manipulan las noticias de tal suerte que beneficien a aquellos a quienes sirven sin importarles mentir. Y precisamente contra todos ellos arremete el italiano Umberto Eco (Alessandría, 1932) en su última novela, ‘Número cero’.

Considerado uno de los más relevantes intelectuales de nuestro tiempo, Eco presenta sin embargo una peculiar trayectoria literaria: antes de publicar narrativa, ya era toda una autoridad como crítico y semiólogo con varios libros en el mercado como ‘Obra abierta’ o ‘La estructura ausente; por si ello fuera poco, su primera novela resultó un éxito editorial y toda una obra maestra.

Era la conocida ‘El nombre de la rosa’, una mezcla de relato histórico, policíaco y filosófico de un elevado nivel cultural. Su trama, situada en el Medievo, se centra en los crímenes que se están cometiendo en una abadía benedictina y en las investigaciones sobre ellos que llevan a cabo el franciscano Guillermo de Baskerville y su discípulo Adso de Melk. Tan magnífica es esta novela que, probablemente, Umberto Eco nunca la igualó. Sus obras posteriores -siendo buenas- no llegan a su altura. Entre éstas, cabe citar ‘El péndulo de Foucault’, una suerte de fábula donde critica al esoterismo; ‘La isla del día de antes’, una historia de tono existencialista; ‘Baudolino’, que podría calificarse de novela picaresca a la italiana, y ‘El cementerio de Praga’, cuyo protagonista es un espía y avezado falsificador.

En cuanto a ‘Número cero’ , es una novela crítica con el periodismo pero también con el poder y la corrupción. Su protagonista es Colonna, un hombre de 50 años que sobrevive como documentalista de un periódico. Sin embargo, un sujeto llamado Simei le propone ser redactor jefe del nuevo diario ‘Domani’, que presentará una singularidad: se adelantará a la noticia y ello no en sentido figurado sino literal. Es decir, con meras suposiciones y sin preocuparse de la verdad, contará los hechos a la conveniencia de sus dueños.

Colonna empieza a trabajar pero el camino que se ha marcado se verá alterado por dos sucesos: la aparición de un cadáver y un amor. Con su habitual maestría narrativa, Eco nos ofrece una excelente novela que todo estudiante de periodismo debería leer. Así comprendería a la perfección lo que debe hacerse y lo que no en su profesión.

Vía: Editorial Lumen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...