Orgullo y Prejuicio

Orgullo y Prejuicio se publicó en 1813 y fue un gran éxito en la época. Aún hoy lo sigu siendo, con múltiples adaptacions y relecturas que se han sucedido a lo largo de los años. Jane Austen fue la precursora de la comedia romántica, utilizando la ironía y el humor de manera magistral, al servicio de una trama de enredos y amores que sigue vigente hoy en día.

Retrato de Jane Austen

Tras varias tribulaciones, Orgullo y Prejuicio fue publicada el 28 de enero de 1813 de manera anónima. Más tarde se haría público que esta obra universal de la literatura inglesa fue escrita por una inquieta joven de 20 años llamada Jane Austen. Orgullo y Prejuicio sería su novela más sonada y aquella que le reportaría mayor éxito, al tiempo que constituye un buen ejemplo de cómo la modernidad de un texto puede sobrevivir al paso del tiempo. Dejando de lado los dogmas del estilo literario de la época, pero ejemplificando a la perfección las normas implícitas de la sociedad en la que vivía, previa a la llegada de la reina Victoria, Jane Austen hace gala de un gran talento para abrir varias vías de intriga en el lector y ejecutarlas con una gran precisión narrativa, no dejando ningún cabo suelto.

La gran precursora de la comedia romántica escribió sobre los prejuicios de clase, el estatuto de la mujer, el matrimonio y las relaciones amorosas. Así, podemos establecer una clara línea divisoria que separe el matrimonio del amor. Austen se adelantó a los cambios sociales que se sucederían a partir del reinado de la reina Victoria, con el Acta de Propiedad de las Mujeres Casadas. A través de este sistema de regulación de bienes, las féminas ganaban el derecho de propiedad después del matrimonio. Partiendo del mismo pretexto, inventa la autora una trama en la que las cinco hijas de la familia Bennet se ven obligadas a casarse rápidamente… si no quieren ver perdidos todos los bienes que en teoría les pertenecen por herencia. A causa de una vinculación en las propiedades del Sr. Bennet, la herencia solo puede producirse por vía masculina, dejando desamparada a la familia, enteramente femenina.

El matrimonio se convierte, por tanto, en el leitmotiv del relato… como la única vía posible para la emancipación (económica, que no intelectual) de la mujer. Las figuras centrales son el orgulloso Fitzwilliam Darcy y la prejuiciosa Elisabeth Bennet, dos figuras que vivirán en sus propias carnes una serie de peripecias amorosas un tanto alocadas, caracterizadas por el enredo, el engaño y el humor. Aderezado todo por un elenco de personajes secundarios fácilmente reconocibles y de perfiles extraordinariamente bien dibujados. Las situaciones humillantes y el deshonor victoriano se suceden, a modo de sátira social que, si bien no llega a atacar directamente, pone de relieve las leyes sociales de una época donde la norma era sagrada. Deudas, juegos, sexo fuera del matrimonio, hijos ilegítimos, escapadas, pasión, dinero… todo un mundo de intrigas emocionales que se abstraen del contexto histórico.

Elisabeth y Darcy en la adaptación para el cine de Joe Wright (2005)

Orgullo y Prejuicio es la obra de una chica que se mostró como una fiel heredera de la sociedad que le tocó vivir. Las descripciones de muebles, estancias, ropajes, etc. se suceden durante toda la novela, como haciéndonos ver lo importante que eran las apariencias en la sociedad pre-victoriana, el envoltorio bajo el cual se desarrollaban sentimientos, prejuicios y rencores. Austen nos dice también que es necesario escarbar un poco debajo de todo el abalorio y la superficialidad de las grandes clases sociales para encontrar los sentimientos verdaderos. Fiarse de las primeras impresiones no es del todo recomendable. Y si no, que les pregunten a Darcy y a Elizabeth.

Retrato de Jane Austen por Wikipedia Commons en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...