Out de Natsuo Kirino, una novela policíaca al estilo del lejano oriente

La novela policiaca vive en estos días, si es que alguna vez ha dejado de vivirlos, momentos de público fiel y reconocimiento. Algo tiene la intriga, los asesinatos y los asesinos, que atraen lectores a lo largo de épocas y tiempos diversos.

Out de Natsuo Kirino

Out de Natsuo Kirino

Desde los días de la genial Agatha Christie, a los excesos hollywoodienses de James Ellroy hasta los éxitos actuales venidos del frío, como la trilogía Millenium, este género literario ha contado con un mercado sólido y receptivo.

Un mercado dispuesto a engullir las propuestas más tradicionales en sus esquemas y planteamientos, hasta las posiciones más novedosas, en las que lo autores, además de seguir un cierto canon ligado al género negro, juegan con la estructura y los puntos de partida, muy al gusto de los tiempos actuales, en los que cada vez es más complicado marcar unos límites para la novela.

En esta segunda línea se sitúa Out de Natsuo Kirino. Es esta una novela de intriga, asesinatos, mafias, persecuciones y malos muy malos, pero todo ello desde una perspectiva muy personal. La autora japonesa plantea la trama en el contexto del Japón actual, con unas protagonistas muy particulares para una novela de género negro.


Las protagonistas, cuatro mujeres que trabajan en el turno de noche de una fábrica de comida precocinada, ven como su rutina a contracorriente con el resto de la humanidad que vive de día, sufre un vuelco de dimensiones incontrolables cuando una de ellas asesina a su marido.

Desde ese momento, las protagonistas pasan a ser otra cosa, como personajes de una película o novela en sus propias vidas, envueltas en tramas con la temida yakuza en su intento de hacer desaparecer el descuartizado cadáver.

Las principales virtudes de la novela se basan en el ritmo ligero de la narración y en la calidad de muchas de sus escenas. La narración, al estilo de nuestros días, intenta prescindir de los elementos de transición, armada sobre secuencias que se yuxtaponen, como fotografías o escenas de una película. Esa fragmentación permite explorar el detalle, suspendiendo, en ocasiones, el torrente narrativo para llamar la atención del lector sobre algún detalle concreto.

En esas suspensiones, no demasiado largas, para no correr el riesgo de quebrar el ritmo narrativo, están algunos de los momentos más brillantes de la novela. Oportunidades de descubrir esa visión de ojos rasgados sobre el mundo. Una forma de entender la vida tan particular que se nos muestra, de forma sutil, en el medio de una trama ágil y dinámica.

Puedes leer el libro gratis aquí

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...