¿Quieres acostumbrarte a leer a diario? Apunta estos consejos

Haz de la lectura un placer

¿Quieres acostumbrarte a leer a diario? Apunta estos consejos

Si no estás curtido en esto de la lectura no te recomiendo en absoluto que leas algo por obligación, como si fuese una tarea de clase. Y es que así lo único que consigues es asociar la lectura con el trabajo. Inconscientemente interpretarás la lectura como algo malo y terminarás aborreciendo todo lo relacionado con ésta. Así que lee lo que te apetezca, disfrutando, considerándolo tiempo de ocio.

Un error tan común como peligroso es forzarse a uno mismo a leer libros que no nos gustan, simplemente porque la crítica dice que son muy buenos. Estoy convencido de que al menos una vez en tu vida has intentado leerte uno de esos clásicos de la literatura, y te ha resultado tan tedioso y aburrido que te ha dado vergüenza admitirlo.

Como si fueses la única persona en el mundo que bosteza ante una obra maestra de la Literatura Universal. No, no eres un bicho raro, simplemente prefieres otro tipo de lectura. Y créeme, muchas novelas de fama mundial están sobrevaloradas, pero han llegado a tal punto de reconocimiento que nadie se atreve a despreciarlas. No te compliques, si no te gusta lo que lees, por muchas ediciones que lleve, no tienes por qué seguir leyendo.

Ya sea porque eres alguien que quiere retomar la lectura después de mucho tiempo, o porque nunca has leído un libro en tu vida y quieres cambiar eso como sea, es imprescindible empezar con libros que te apasionen. No basta con que te guste el género o la temática, el libro en sí debe enamorarte, encantarte, maravillarte. Debe ser una adquisición de esas que, una vez leída, la pones en tu mejor estantería como si de un tesoro se tratase.

Esta es la clave, si cumples al pie de la letra este paso te garantizo que adoptarás la lectura en tu vida, aunque nunca antes hayas tenido dicha costumbre. Si empiezas un libro y después de un buen puñado de páginas has perdido todo el interés y te da igual saber cómo acaba, déjalo. Vuelve a la biblioteca o librería e inténtalo de nuevo con otro. Ya retomarás las lecturas abandonadas cuando hayas adquirido un ritmo que te permita sobrellevar mejor los temas menos apasionantes.

Esto no es ninguna locura exclusiva para genios. No es como jugar varias partidas de ajedrez simultáneamente. Cualquiera puede leer varios libros a la vez, del mismo modo que todos somos capaces de seguir varias series de televisión y en ningún momento se nos lían las historias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...