‘Imán’, de Ramón J. Sender, los desastres de la guerra

El joven Ramón J. Sender fue destinado durante su servicio militar nada menos que a la Guerra de Marruecos. Allí permaneció dos años e ‘Iman’ es el testimonio novelado de aquel conflicto cruel, un relato a medio camino entre la novela y la crónica periodística que muestra las atrocidades de la Guerra.

Melilla, base del ejército español durante la Guerra de Marruecos

Una vista de Melilla, base del ejército español durante la Guerra de Marruecos

En 1922, un joven periodista que había vivido en Madrid era reclutado por el ejército para hacer el servicio militar. La coyuntura histórica hizo que, en esos momentos, se estuviese desarrollando la Guerra de Marruecos y allí fue destinado. Permanecería en África dos años y alcanzaría el grado de alférez. Al regresar a la capital de España, no pudo evitar describir lo que había presenciado en aquel cruel conflicto, durante el cual hubo masacres tan brutales como el famoso Desastre de Annual, donde cayeron miles de españoles a manos de Abd-el-Krim.

El escritor se llamaba Ramón J. Sender (Chalamera de Cinca, Aragón, 1902-1982) y el libro sobre aquella guerra se tituló ‘Imán’. Con él, iniciaba una excelente carrera literaria cuyos mejores frutos quizá sean ‘Réquiem por un campesino español’ y ‘Crónica del alba’.

Ésta última es una voluminosa obra agrupada en tres tomos de tres relatos cortos cada uno que se inscribe en el género narrativo del bildungsroman. Se denomina así –o novela de aprendizaje– a aquélla que narra toda la vida de un personaje y en este caso tiene un carácter indudablemente autobiográfico (incluso el protagonista se llama José Garcés, segundo nombre y segundo apellido de Sender). Por su parte, ‘Réquiem por un campesino español’ es una breve narración que cuenta los horrores de la Guerra Civil a través de la conciencia de Mosén Millán, un atormentado cura de pueblo.

En cuanto a ‘Imán’, como decíamos, también muestra la brutalidad de otro conflicto bélico, en este caso el de Marruecos. El protagonista es Viance, un joven analfabeto que es arrancado de su familia y su tierra aragonesa para ir a luchar a una guerra que no comprende. Entre los padecimientos que sufre se halla el citado Desastre de Annual y él mismo deberá emprender a pié el camino hacia Melilla.

Es precisamente éste el meollo de la obra, pues en su marcha, Viance contempla todos los horrores de la Guerra y pasa todas sus penurias, al tiempo que reflexiona sobre el sentido de aquella carnicería. Y esto es precisamente lo que Sender pretende hacernos llegar con su novela: mostrarnos el sin sentido y la brutalidad de todo conflicto bélico, sin maniqueísmos no adoctrinamiento. Se trata en suma de una excelente obra, a medio camino entre la narrativa y el relato periodístico en el que el escritor aragonés fogueó su estilo literario.

Fuente: Biografías y Vidas.

Foto: Fernand0.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...