Tana French sabe que ‘No hay lugar seguro’

La autora norteamericana afincada en Irlanda (donde transcurren sus relatos) nos ofrece una genuina novela negra muy bien escrita.

no hay lugar

Casi todos los autores de narrativa policíaca que en el mundo han sido, tienen un personaje principal que protagoniza la inmensa mayoría de sus novelas, hasta el punto de que, a veces, éste último se hace más famoso que su propio creador. Es el caso, por ejemplo, de Sherlock Holmes y Arthur Conan Doyle, de Hércules Poirot y Ágatha Christie o de Dashiell Hammet y Sam Spade, por citar tan sólo a tres escritores y sus criaturas.

Sin embargo, la estadounidense afincada en Irlanda (donde se desarrollan sus novelas) Tana French (Vermont, Virginia, 1973) ha preferido seguir otro camino: cambiar de protagonista en cada novela o, dicho de otra forma, inventar uno nuevo para cada relato que escribe. Y le está dando magníficos resultados pues, con apenas cinco obras, se ha hecho un nombre dentro del género detectivesco.

La primera que publicó fue ‘El silencio del bosque’, donde narraba la muerte de una niña en lo que parecía un ritual celta y en un lugar donde hubo otra tragedia años atrás. Precisamente, el encargado de investigar el crimen era Ryan, policía de homicidios que, de niño, fue una de las víctimas de aquellos trágicos sucesos. Tan sonado resultó aquel debut narrativo que la autora consiguió gracias a él los premios Edgar, Barry, Macavity y Anthony a la mejor ópera prima. Después vendrían ‘En piel ajena’, cuyo planteamiento es muy original: la detective Cassie Maddox se hace pasar por la víctima de un crimen y se infiltra, gracias a su enorme parecido con aquella, en su círculo de amigos para descubrir al asesino. Y, a continuación, ‘La última noche de Rose Daly’, donde un policía investiga la desaparición de su novia de adolescencia.

Por tanto, ‘No hay lugar seguro’ fue la cuarta novela de Tana French y en ella cambió, una vez más, al protagonista. En esta ocasión es el inspector Mick Kennedy, cuyo pasado quizá guarde relación con el caso que debe investigar. Se trata, nada menos, que de la muerte de un padre y su hijo en una solitaria propiedad a las afueras de Dublín, mientras que la esposa ha quedado gravemente herida.

A descubrir quién ha cometido tan atroces crímenes se entrega el veterano Kennedy, además de tener que velar por el novato Richie Curran, asignado para ayudarle. En suma, ‘No hay lugar seguro’ es una novela dura y conmovedora a un tiempo en la cual destaca la maestría de Tana French para captar nuestra atención y su magnífico estilo literario.

Vía: ‘Serie Negra’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...