‘UnLunDun’, de China Mieville

Un relato ambientado en mundos paralelos y fantásticos que recuerda a ‘Alicia en el País de las Maravillas’.

unlundun

El recurso narrativo de viajar a un mundo paralelo pero diferente por lo fantástico es muy antiguo en la Literatura. Seguramente el mejor y más popular ejemplo de ello sea ‘Alicia en el País de las Maravillas’, la gran obra de Lewis Carroll que, además, ha sido llevada al cine, al teatro e incluso a los videojuegos. Con apariencia de relato juvenil, puede leerse como tal pero muchos estudios han incidido en su carácter adulto por la complejidad basada en la Lógica del texto y por sus numerosas alusiones a la sociedad de su tiempo.

Salvando las distancias, algo parecido puede decirse de ‘UnLunDun’, novela del británico China Mieville (Norwich, 1972), tanto por la existencia en ella de un Londres paralelo como por su aspecto de cuento infantil pero contenido profundamente simbólico. Ahora la publica en España Oz Editorial (obsérvese la coincidencia con otro clásico de los mundos oníricos: ‘El mago de Oz’).

Mieville es, actualmente, uno de los escritores más prestigiosos de la ciencia ficción. Sus obras, muy influidas por figuras como M. John Harrison y J. G. Ballard, han obtenido numerosos galardones entre los cuales se hallan los prestigiosos premios Arthur C. Clarke, Hugo y Locus. Sin embargo, ha confesado varias veces su antipatía por las obras de Tolkien, a las que considera inofensivamente fantásticas. Él prefiere un tipo de ciencia ficción más comprometida, que destaca por su crítica a las injusticias sociales y a la degradación del medio ambiente. Todo ello se aprecia en novelas como ‘El Rey Rata’ (donde ya aparecía un Londres paralelo) y ‘Embassytown’ pero, sobre todo, en la trilogía que conforma el peculiar universo de Bas Lag: ‘La estación de la calle Perdido’ (sic), ‘La cicatriz’ y ‘El consejo de hierro’.

Las protagonistas de ‘UnLunDun’ son Zanna y Deeba, dos muchachas capaces de ver cosas extrañas que viven en la capital inglesa. Casualmente, hallan una puerta que cruza a otro mundo llamado Alondres, reverso fantástico de la gran urbe: en ella, por ejemplo, se encuentra un barrio habitado por fantásmas, hay jirafas depredadoras y un ejército de paraguas que se niegan a luchar contra la lluvia.

Y es que, precisamente, Alondres es un personaje más de la obra, si no el principal. ‘UnLunDun’ es, en defitiva, un canto a la más genuina imaginación que, no obstante, camufla cierta crítica social. Sus breves capítulos ayudan al ritmo de la narración porque además se hallan estrechamente enlazados y, así mismo, la novela destaca por su riqueza de estilo. No en balde, Mieville es un magnífico escritor.

Vía: ‘Donde acaba el infinito’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...