‘Vía revolucionaria’, de Richard Yates

Un retrato de la frustración provocada por la imposibilidad de alcanzar el “sueño americano” realizado con tono crítico.

Kate Winslet

Se ha venido denominando con el anglicismo “american way of life” al estilo de vida estadounidense con todas sus peculiaridades. En buena medida, éste es conocido en el resto del mundo -aparte de por la publicidad- a causa de que muchos escritores lo han retratado en su obras y frecuentemente con sentido crítico. En el teatro, quizá la mejor muestra de ello sea ‘Muerte de un viajante’, de Arthur Miller, pero los ejemplos más abundantes se dan en la narrativa.

A esta pertenece otra obra crítica, ‘Vía revolucionaria’, publicada por Richard Yates (Yonkers, 1926-1992), quién se hizo famoso, precisamente con ella, como cronista del estilo de vida de sus compatriotas en los años cincuenta del pasado siglo.

Tras participar en la Segunda Guerra Mundial y vivir un tiempo en Francia, Yates regresó a su país para dedicarse a escribir. Marcado por su adicción al alcohol, nunca tuvo un trabajo estable. Fue guionista en Hollywood y, tras alcanzar el éxito literario, profesor de escritura en diversas instituciones. Curiosamente, ‘Vía revolucionaria’, que fue su primera novela, le otorgó prestigio, fama y el respeto de sus colegas. Tennessee Williams llegó a decir sobre aquélla: “Si se necesita algo más para realizar una obra maestra, no sé de qué se trata”. Pero Yates no tardó en caer en el olvido. Sus obras dejaron de reeditarse y muy pocos se acordaban de ellas. Serían novelistas como Raymond Carver y Richard Ford los responsables de reverdecer su fama hasta el punto de que hoy es considerado un clásico de la literatura estadounidense.

‘Vía revolucionaria’ cuenta la historia de Frank y April Wheeler, un matrimonio de clase media que atraviesa problemas. Ella planea que se muden a París pero Frank no parece estar por la labor. Cuando April descubre que está embarazada, para evitar que sus proyectos se vengan abajo, toma una decisión que le resultará funesta. Como puede apreciarse, nada extraordinario hay en la trama y eso es precisamente lo destacable de la obra.

Porque Yates se propone mostrar la frustración vital de dos personas corrientes ante la imposibilidad de alcanzar el “sueño americano”, reflejando así una época de Estados Unidos que él mismo bautizó como “era de la ansiedad”. Frank y April son diseccionados por el escritor con lucidez pero también con tristeza y, a través de ellos, realiza el retrato de una parte de la sociedad estadounidense que nunca alcanzará las metas que su propio país le ha prometido. Por cierto, en 2009 se rodó una versión cinematográfica protagonizada por Leonardo di Caprio y Kate Winslet.

Fuente: Editorial Alfaguara.

Foto: Maggie.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...