Víctor Conde recrea el mito del hombre lobo

Su novela ‘Hija de lobos’ aborda el tema de la licantropía pero no al modo de las películas de Hollywood sino basándose en las antiguas leyendas del folclore universal.

hija de lobos

Entre los grandes mitos de terror, destaca el del hombre lobo junto al del vampiro o el del espectro en sus distintas variantes. Estamos acostumbrados al tratamiento de la licantropía que nos ha brindado el cine, esto es, seres humanos que se transforman en crueles bestias a las que sólo puede matarse con balas de plata. Sin embargo, la leyenda de estos seres va mucho más atrás. De hecho, hunde sus raíces en la noche de los tiempos y ha llegado a la época moderna a través del folclore.

Más recientemente, hemos visto historias de criaturas lupinas en novelas como ‘La marca de la bestia’, de Premio Nobel Rudyard Kipling y en películas como ‘El hombre lobo’, protagonizada por Lon Chaney Jr., por no mencionar los jóvenes y guapos licántropos de la saga ‘Crepúsculo’, aunque éstos últimos sean otra cosa.

Distinto tratamiento al del cine da también al tema Víctor Conde (Santa Cruz de Tenerife, 1973) en su novela ‘Hija de lobos’, bien es cierto que en ella se acerca más a las leyendas originales del licántropo que a las versiones modernas y almibaradas. No en balde, el escritor canario es uno de los referentes de la actual narrativa de terror española, con un Premio Minotauro: el de 2010 por ‘Crónicas del Multiverso’, un galardón del cual fue así mismo finalista en dos ocasiones (con ‘Mystes’ y ‘El teatro secreto’). En su producción destacan igualmente las juveniles ‘Trilogía de los heraldos’ y ‘Piscis de Zhintra’.

Volviendo a ‘Hija de lobos’, nos lleva a la Escocia 1826, ya de por sí una tierra llena de leyendas. A la isla de Rhum, desocupada para criar ganado, llega un estudioso del misterio para instalarse en la única mansión habitable junto a sus dos hijos: una muchacha adolescente y un niño que padece una horrible enfermedad. Sin embargo, algo atávico y perverso que habita la isla desde tiempos inmemoriales acompaña a los nuevos moradores.

Como decíamos, Conde se ha inspirado más para ‘Hija de lobos’ en la tradición legendaria del fenómeno de la licantropía que en las modernas versiones. Y el resultado es un excelente relato de terror juvenil con personajes bien desarrollados y un ritmo intenso en el cual lo primitivo y el fanatismo ocupan un lugar muy destacado ejerciendo como potente motor para desencadenar el miedo de los lectores.

Vía: ‘Comparte Libros’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...