‘Volvoreta’, la Galicia de Wenceslao Fernández Flórez

Wenceslao Fernández Flórez es uno de esos escritores que, de haber vivido en otra época, hubiera gozado de mayor fortuna póstuma. Pero coincidió con los grandes autores de las Generaciónes del 98 y del 27 y quedó relegado a un segundo plano. Sin embargo, nos ha legado obras excepcionales como ‘El bosque animado’ o ‘Volvoreta’.

La literatura española vive, en el periodo que abarca desde fines del siglo XIX hasta la Guerra Civil, una etapa de extraordinaria brillantez. A los grandes novelistas del Realismo como Benito Pérez Galdós suceden los autores de la Generación del Noventa y ocho y, tras éstos –con el Novecentismo de Ortega y Gasset y las vanguardias como puente-, aparecen los grandes líricos del Grupo del Veintisiete. No es casual que se haya denominado a estos años como «Edad de Plata de las letras españolas», indicando con ello que, probablemente, haya sido su etapa más exuberante tras el Siglo de Oro.

'Volvoreta' se desarrolla en la Galicia rural

'Volvoreta' se desarrolla en la Galicia rural

Sin embargo, ello produjo un daño colateral: ante tamañas figuras, otros excelentes escritores que, de haber vivido en otra época, hubieran gozado de gran estima y aprecio por la posteridad han quedado relegados al olvido fuera de los círculos académicos.

Esto le ocurrió al gallego Wenceslao Fernández Flórez (La Coruña, 1884-1964), que, si bien en su tiempo fue popular, hoy vive en el más injustificado de los ostracismos. Periodista de raza en diarios como ‘El Imparcial’ o ‘ABC’, de su tarea en este ámbito destacan especialmente sus crónicas parlamentarias que nos ofrecen un extraordinario e irónico retrato de lo que era la vida política de la Restauración. Indudable calidad y belleza albergan igualmente algunos libros de viajes como ‘La conquista del horizonte’. Pero lo mejor de su producción se halla, indudablemente, en la narrativa.

Sus novelas responden a un Realismo tradicional con ciertos tintes naturalistas y poseen un fino sentido del humor. El acentuado lirismo en las descripciones del paisaje, sobre todo el de su Galicia natal, completan los rasgos generales de sus textos. En algunos de ellos –posiblemente en los mejores- encontramos igualmente un fuerte componente simbólico. Así sucede en ‘Las siete columnas’, una alegoría cuya tesis principal es que el mundo sería mortalmente aburrido si no existieran los siete pecados capitales. Pero el simbolismo se hace más patente aún en la que quizá sea su obra maestra: ‘El bosque animado’, un libro bellísimo y de extraordinaria actualidad por el amor a la Naturaleza que rezuma. Ésta aparece en perfecta simbiosis con los seres humanos que la habitan y el extraordinario lirismo en la descripción de los paisajes y las tradiciones gallegas –donde está ambientada- convierten su lectura en una experiencia muy hermosa.

'Volvoreta' recibió el Premio del Círculo de Bellas Artes (en la foto, sede de esta sociedad)

'Volvoreta' recibió el Premio del Círculo de Bellas Artes. En la foto, un detalle de la sede de esta sociedad

Por su parte, ‘Volvoreta’, que también nos muestra la Galicia rural, fue publicada en 1917 y recibió el Premio del Círculo de Bellas Artes. Cuenta la historia de Francisca, a la que todos llaman «Volvoreta» («mariposa» en gallego), una muchacha que entra a trabajar como criada en casa de los Abelenda, una familia de buena posición. El hijo de la señora, Sergio, pronto se enamora de ella y comienzan los encuentros furtivos. Cuando su madre se entera, despide a Francisca para impedir la relación. Entonces ésta parte a la ciudad, adonde no tardará en seguirla el fogoso enamorado.

El argumento no es, por tanto, muy original. El tema del amor prohibido entre una sirvienta y el señorito de la casa es muy frecuente en la Literatura. Sin embargo, Fernández Flórez consigue crear una excelente novela por la riqueza y lirismo de las descripciones del paisaje rural gallego, el profundo conocimiento que revela de la vida social de aquellas tierras, su sentido del humor y la viveza e ingenio de los diálogos en los que, además, reproduce fielmente el tono melancólico y los giros del habla autóctona.

Es, en suma, ‘Volvoreta’ una bella y conmovedora novela que refleja el talento literario de Wenceslao Fernández Flórez, un escritor injustamente olvidado que sin duda merecería mayor reconocimiento y difusión.

Fuente: ‘Espéculo’.

Fotos: Toprural y M. Martín Vicente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...