El sanador de caballos

«El sanador de caballos» es un libro que, a priori, ni pensamos en adquirir. Pero cuando lo comenzamos a leer nos traslada a otra época, nos mete en la historia, nos hace sentir parte de la mezcla mozárabe, árabe, histórica y sobre todo, personal de Diego de Malagón, el personaje central.

Estos días me llegó “El sanador de caballos”, de Gonzalo Giner, un libro publicado hace unos años que admito me llamó poderosamente la atención cuando me lo dieron, pues jamás lo habría comprado. Lo digo sinceramente. Su título, el tema que trata, la contraportada y las explicaciones no lo hacen “marketinero”, pero creyeron que podía gustarme pues habla de historia y caballos, dos cosas que me apasionan, y no se han equivocado en absoluto.

"El sanador de caballos", de Gonzalo Giner

Nos situamos en plena época morisca en España. La historia del libro comienza en 1195, con la derrota castellana de Alarcos, y finaliza en 1212, con la famosa Batalla de las Navas de Tolosa, que marcó en cierto modo la posterior reconquista de Al-Ándalus, abarcando así momentos claves de la Historia del país.

El personaje central de la obra es Diego de Malagón y cómo transcurre su vida en esta etapa histórica, iniciándose el texto con la muerte de su padre por los imesebelen y como intenta salir adelante movido por la venganza, aunque diversas situaciones y personajes van moldeando su carácter y personalidad hasta alcanzar una gran sabiduría, no sin rodearse de personajes muy importantes en su carrera.

Todos ellos reales, con alguna honorable excepción para darle un toque más dramático a la situación. Reyes, magos, caballeros y un verdadero mentor, Galib, un sanador de caballos que le enseñará todos los secretos de su profesión, haciendo de Diego uno de los más grandes albéitares de toda España.

Y este es el punto central de por qué puede no ser apetitoso el libro, pues los caballos y la veterinaria son las pasiones del autor, Giner, y ha querido en cierto modo, rendirles un sentido homenaje en un libro que les deja en una muy buena posición, pero sin caer en la fantasía en ningún momento: mostrando su real importancia principalmente, en batallas y cómo no, como amigos del hombre.

Engancha, es una obra que la devoramos, o al menos me llevó sólo tres días terminarla en mis ratos libres. Ni bien sentimos que en pocas páginas podemos caer en el aburrimiento, sucede algo muy fuerte que nos despierta, nos sacude, y nos vuelve a enganchar. Eso sí es algo que no veo mucho en otros autores y hacen que Giner sepa lo que está escribiendo.

Pero desde la perspectiva histórica no tenemos nada para reprocharle. Se ha currado la investigación, principalmente del Rey de Navarra Sancho VII “El Fuerte”, alguien de quien no se conoce demasiado y que Giner prefirió no inventar nada, sino buscar lo poco existente.

Quizá para muchos pueda ser tedioso, pero igual recomiendo “El sanador de caballos”, más si os gusta la historia y por supuesto, los caballos. Nos transporta a una época muy importante e interesante logrando que nos sintamos parte de la misma. Las apariencias engañan pero nunca aprendemos a dejar los prejuicios de lado. Con este libro recomiendo hacerlo, por experiencia propia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...