5 trucos para que los niños se interesen por la lectura

Si quieres que tus hijos se aficionen a la lectura la página web de libros infantiles mumablue ofrece una guía que propone cinco estrategias que deben seguir los padres para incrementar el interés de los niños por la lectura: crear rutinas, buscar temas de interés, dar ejemplo, practicar la lectura colectiva y convertir el hábito en un juego.

lectura niños

Para que los niños se aficionen a algo o mantengan las aficiones adquiridas es muy importante marcar rutinas con él, y si estas rutinas tienen algún tipo de acompañamiento, mejor.

Si quieres que tu hijo lea, establece con él y para él algún tipo de rutina: momento, lugar o ambiente que propicie la lectura. Si además lo haces con él, te ve leer a ti, o consigues que ese o esos momentos los comparta también con sus hermanos o sus amigos, tendrás mucho camino recorrido para que mantenga sus hábitos de lectura.

Y si a todo eso le añades un libro, un cuento, una publicación, que le atraiga o que le enganche, habrás conseguido tu propósito al cien por cien y él te lo agradeceré, pues, muy al contrario de lo que pueda parecer, leer les gusta y les entretiene, a parte de otros muchos valores, cualidades y habilidades que les aporta la lectura.

Puedes ayudarte en esta tarea tan hermosa como es la de aficionar a la lectura, de una web de libros infantiles, mumablue.com, que ha creado una guía dirigida a niños de entre 4 y 9 años, a través de cuentos personalizados, para ayudar a los progenitores a conseguir su objetivo en colaboración con la psicóloga Isabel Pintor, para que los más pequeños vean la lectura como una actividad divertida y positiva.

La guía propone cinco estrategias que deben seguir los padres para incrementar la afición de sus hijos por la lectura: crear rutinas, buscar temas de interés, dar ejemplo, practicar la lectura colectiva y convertir el hábito en un juego.

Crear rutinas

Es bueno que los niños asocien la lectura con determinados momentos del día, y que lo hagan de forma positiva, para que se vaya convirtiendo en una costumbre que les permita descubrir las maravillas que encierran los libros.

Si todavía son pequeños, es recomendable leerles un libro antes de irse a la cama que les ayude a conciliar el sueño, así asimilarán la lectura con un estado de relajación.

Buscar temas de interés

Ofrecer temas que le gusten al niño para motivarle en su lectura y a medida que van creciendo ir con ellos a la biblioteca o a la librería para que puedan ver todos los libros que hay y escoger el que más les guste. Ver las portadas de los libros les entretiene mucho y les anima a descubrir la historia que encierran.

Dar ejemplo

Ya se sabe que los niños hacen lo que ven, son los mejores imitadores que te puedas imaginar, sobre todo si hay corriente afectiva con las personas o personajes que eligen como modelos, por eso, lo mejor para que se animen a leer es que vean a los padres leyendo porque de esta forma podrán interesarse ellos también por la lectura.

Lectura colectiva

Si estas intentando estimular el interés de tus hijos por la lectura, leer junto a ellos crea lazos de unión. Es mejor leer con ellos a que cada uno lo haga por su cuenta porque no les gusta estar solos y si tienen alguna duda o algo de lo que leen les provoca curiosidad podrán comentarla contigo y puede ser una buena ocasión para transmitirle valores que necesitará para la vida.

Convertirlo en un juego

Por último, romper el esquema de pensar que leer es sólo pasar las hojas de un libro. La lectura ha de pasar a la vida en los niños y en los adultos, y la manera de que pase a la vida en los niños es a través del juego: dejarles pintar el personaje del libro, leerles el cuento dramatizándolo para captar su atención, o recrear escenas de algún pasaje del libro con sus amigos o el resto de la familia, por supuesto, con disfraces y maquillaje incluido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...