Combate arquetípico de los agentes transformadores del universo en Los Reyes Rojos de José María Eguren

Los Reyes Rojos de José María Eguren es un poema de inspiración guerrera, que recoge la mitología nórdica para expresar la maravilla del hombre ante el misterio de los ciclos de creación y destrucción en la naturaleza, los que trascienden la experiencia humana. El espacio natural recorre cielo y tierra en una pelea de dos reyes guerreros que dura toda una jornada y tiende a su continuación.

José María Eguren (1874-1942) compuso su poemario Simbólicas en 1911, sus versos son ricos en imágenes, colores, leyendas nórdicas, elegancia por la selección de las palabras más adecuadas para evitar el tono prosaico, además confería a la naturaleza un tono espiritual por su trabajo artístico. Un poema que cumple estas características es Los Reyes Rojos, que trata del combate interminable de dos reyes guerreros desde la aurora hasta el anochecer. El poema evoca un pasado arquetípico y denota el ciclo del paso del tiempo y del cambio de escenario conforme avanza el transcurso del combate. Los Reyes Rojos simbolizan la lucha de los agentes del cambio del universo, es una poetización del combate entre el orden y el caos como fuente metafísica de inspiración.

El dominio elevado del Simbolismo en Eguren logra que este combate represente la eterna e infatigable lucha entre la vida y la muerte bajo símbolos indescifrados que demuestran el hermetismo, oscuridad de contenido y misticismo del autor. Este breve poema de acabada perfección cuidó de expresar todos los aspectos del combate como distancia y movimiento, espacio y tonalidades de color que reflejan la intensidad de la oposición entre los reyes rojos, en tanto ánimo y agresividad de la mano con el cambio de color del firmamento según el transcurso de la jornada.



Representación del espacio: El escenario representa el dualismo cielo tierra, empieza en el cielo “desde la aurora”, para sintonizar el color de la lanza de oro y el rojo de los reyes con los colores del amanecer; la lid implica movimiento que prosigue en la Tierra, en la segunda estrofa “Por verde bosque /Y en los purpurinos cerros”, el bosque representa misterio en Eguren por su alusión a los elfos y hadas de la mitología nórdica, también es el locus amenus o lugar ideal para la poesía, el cual es ambivalente, pues puede ser un sitio de paz, gozo y solaz, o un escenario de peligro y espanto por la presencia de las fieras y su densidad boscosa. El bosque es muy terreno, es verde un color vital como el púrpura de los cerros, representa un ascenso en altitud de terreno, conforme transcurre el día y la pelea de los reyes rojos,  también estos cerros pueden representar las huacas o lugares sagrados de la cultura andina. Se cumple un ciclo de recorrido cielo tierra cielo. La segunda estrofa corresponde al atardecer, Eguren prescinde del mediodía porque no permite la sombra, y el juega con el sentido de los colores. Las “lejanías de oro azulinas” es un alejamiento natural, refleja el panteísmo de su poesía porque los duelistas ahora son “falcones reyes” que luchan por los aires, en la cuarta estrofa el alejamiento es mayor porque sus formas se ven pequeñas y negras, están peleando en el anochecer “por la luz cadmio”, en la quinta estrofa los reyes recuperan su color rojo, están sangrando pero ninguno se impone al otro y el escenario es la noche. Con esta evolución del espacio y el tiempo se recrea una jornada arquetípica e infinita. La primera estrofa empieza con colores resplandecientes que se van matizando según adjetivos cromáticos hasta llegar al oscurecimiento total al final del poema. Como las últimas estrofas refieren al firmamento que se oscurece con la noche, el espacio alcanza al universo entero, representado negro por lo insondable de sus misterios que mantienen los ciclos de cambios de la creación, transformación y destrucción de las cosas.

Los reyes rojos como personajes: Los reyes rojos tienen vitalidad por el color de la sangre, enrojecidos también por la ira representan fuerzas equiparables, dos guerreros con igual maestría de la lanza, un arma para campo abierto que es ideal para el escenario natural del bosque y los cerros. El clímax del combate se da en el firmamento donde la infinitud del cielo lleva a representar en los reyes a los elementos de cambio del cosmos. En cuanto a la representatividad del combate, el arma escogida es propia de todas las culturas, la asiática, la europea, la indígena americana, que trasciende en el tiempo; el poema es vigoroso por connotación de una lid con esta arma, la cual requiere habilidad y resistencia para el movimiento y evolución de las combinaciones de ataque y defensa, ejecutadas por expertos guerreros. La sencillez del poema refleja el aspecto real y práctico del combate, sin por ello prescindir de la elegancia del poema y del enfrentamiento.

Como fuentes de inspiración para estos personajes se ha hablado de los dioses del Valhala, Gwyn frente a Gordied de un poema de Blake, los lieder germánicos, de un combate entre Carlomagno y el emir Baligan que duró varias horas, el combate del Ragnarok de todos los dioses nórdicos, que narra el fin de casi todo en el universo, de las leyendas del Edda Mayor de Islandia, donde los dioses enfrentan a unos gigantes de la tierra que escalan el arco iris para llegar al cielo y conquistarlo.

La personalidad guerrera de los reyes rojos se corresponde y define con los adjetivos, firmes, airados, foscos, que denotan el temple, bravura, coraje y firmeza de los combatientes, en el rojo simboliza la emoción violenta desatada en la lucha, el dorado en Oriente representa misterio y exotismo. De forma metafísica se actualiza el ciclo de muerte y regeneración en la naturaleza, el combate provee un tono de amenaza y tragedia en el paso del ser y devenir del universo, o de la naturaleza en potencia hacia acto por acción de los opuestos complementarios. La grandiosidad del escenario es coherente a la grandiosidad y magnificencia de la lucha.

Conclusión: El poema de Eguren, los Reyes Rojos denota el combate de dos reyes guerreros a través de escenarios naturales en una jornada completa de amanecer a anochecer para connotar la acción de los agentes transformadores del universo. Hay un tono de angustia por buscar lo esencial de los misterios del cosmos mediante símbolos y una interpretación de la mitología nórdica para recrear un combate cíclico y arquetipico de toda transformación, experiencia humana y fenómeno de la naturaleza. Es posible vislumbrar varias fuentes de inspiración propias de la conciencia mítica de diferentes naciones, conocidas y modeladas por Eguren quien quiso expresar en este poema la maravilla ante el misterio y la necesidad de trascender su propia existencia del ser humano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...