El pabellón de Tianyi, una biblioteca para soñar

El pabellón de Tianyi es una antigua biblioteca china, uno de los más grandes tesoros culturales.

Una biblioteca que los amantes de los libros deben conocer

Cuando hablamos de bibliotecas históricas en el mundo, debemos mencionar el pabellón de Tianyi. Esta biblioteca data de 1561, se erigió durante el gobierno de la dinastía Ming. No fue un recinto que se financió con fondos públicos, creció a lo largo del tiempo como una colección privada de libros. Fan Qin, considerado uno de los primeros bibliófilos de la historia, fue el precursor de esta institución.

El esfuerzo de Fan Qin

Fan Qin, trabajó a las órdenes del emperador Ming en varios cargos políticos. Incluso fue nombrado viceministro de guerra en algún momento. Además, ocupó varios cargos de importancia en varias regiones de China. En esa época, su pasión por los libros le hizo coleccionar una diversidad de ejemplares, muchos de ellos sobre temas de la burocracia antigua imperial.

La posesión de libros de Qin cada vez aumentó más y más. Muchos de los volúmenes fueron obsequiados por amigos que conocían su pasión. Así comenzó la colección de innumerables ediciones. En un momento, la colección era tan grande que el espacio de su casa era insuficiente. Así nació la idea de construir un recinto exclusivo para sus libros, al que llamó Tianyi.

El legado de Qin

Desafortunadamente, Qin murió en 1585, en ese entonces la biblioteca contaba con alrededor de setenta mil libros. La familia Qin quedó a cargo del cuidado de Tianyi y se encargó de ampliarla con nuevos ejemplares. En un principio, la librería solo podía ser usada por la familia Qin. Ellos elaboraron un estricto control sobre los libros, ninguno podía salir del lugar.

Solo se permitió la visita del emperador Ming, lo cual era lógico, era el máximo mandatario chino de la época. Ming visitaba Tianyi para evaluarla y usarla como modelo para sus bibliotecas imperiales. De hecho, la cámara Wenyuan, construida en la Ciudad Prohibida, tiene rasgos de su predecesora. Vale decir que esta cámara guarda muchos de los grandes tesoros de la antigua China.

Tianyi vivió su momento más complicado a raíz de las Guerras del Opio, donde sufrió saqueos por parte de las tropas inglesas y ladrones locales. Posterior a esos sucesos, exactamente en 1940, el local solo contaba con veinte mil libros. Hoy en día, Tianyi forma parte del patrimonio chino. Además, dejó de ser privada y cualquier persona puede hacer uso de ella sin restricciones. El gobierno chino ha donado más de diez mil nuevos ejemplares para ampliar su catálogo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...