¿Genera nuevos lectores el libro digital?

No tiene mucho sentido presentar el libro digital como un molesto competidor del libro impreso tradicional. Hay que conseguir aunar fuerzas para que las nuevas generaciones se enganchen a la lectura y luego elijan el medio que mejor les convenga para leer.

libro digital

Todas las informaciones que van llegando (el último un estudio de la empresa Libranda, dedicada a la distribución electrónica y al desarrollo tecnológico para editoriales y librerías), apuntan a que el libro digital no genera nuevos lectores, sino que los lectores ya existentes son los que optan por el libro impreso o el digital según mejor les convenga. Parece lógico que sea así. Internet ha podido conseguir, por ejemplo, globalizar la información pero no por eso se compran más o menos diarios digitales o impresos. Quien leía periódicos lo sigue haciendo, de una u otra manera, y quien no lo hacía no ha empezado a consumir ese tipo de información porque ahora se pueda acceder a ella a través de la red.

Formalmente el libro digital es cualquier texto almacenado en formato digital. Para leer esos libros son necesarios los programas denominados lectores, que pueden estar integrados en los ordenadores, teléfonos móviles o lo más reciente, lectores específicos basados en la tinta electrónica. También se conoce al libro digital como libro electrónico o Ebook. Por lo tanto, puede significar tanto el libro en formato electrónico, como al dispositivo que se utiliza para leerlo.

Ventajas e inconvenientes del libro electrónico

El libro electrónico tiene algunas ventajas que no posee el impreso: menor gasto de papel y tinta. Mayor comodidad en la portabilidad y almacenamiento. Posibilidad de enriquecimiento del texto con contenido multimedia. Posibilidad de hacer anotaciones y comentarios al margen o de guardar las frases o párrafos más interesantes. Mayor facilidad y velocidad en publicar y distribuir con menor coste. Mayor cercanía entre escritores y lectores. Integración con redes sociales.

En su contra está el mayor cansancio para la vista que produce su lectura prolongada y que si te quedas sin batería te quedas sin libro, por muchas velas que enciendas a tu alrededor no podrás seguir leyendo mientras la batería que alimenta el dispositivo que lo contenga no se recargue.

En cualquier caso, nunca hay que caer en contraponer el nuevo libro electrónico al clásico libro impreso. El libro electrónico no es una tecnología que sustituirá a otra menos sofisticada, la del libro de toda la vida, sino un instrumento más para conseguir que los libros sigan existiendo y se continúen leyendo. Lo evidente es que la lectura tiene que asumir nuevos retos en este tercer milenio que comienza; y esos retos van a exigir personas capaces de responder a los mismos desde la libertad y la autonomía crítica que le confieren su condición de lectores competentes.

El lector enamorado de la red

Hoy existen ya dos tipos de lectores: El lector o lectora de siempre, lector de libros, lector cualificado, que, además, se sirve de los nuevos modelos digitales de lectura. Y el lector o lectora nuevo, el consumidor fascinado por las nuevas tecnologías, enganchado a la red, que sólo lee en ella: información, divulgación, chats, pero que no es lector de libros, ni lo ha sido tampoco antes y que tiene dificultad para discriminar mensajes y, en ocasiones, no entiende algunos de ellos.

El objetivo a conseguir es que los nuevos lectores/lectoras, no lean sólo de forma impulsiva o atropellada, sino que pasen a ser lectores cualificados, que sean conscientes de que leer no es un juego, sino una actividad cognitiva y comprensiva enormemente compleja, en la que intervienen el pensamiento y la memoria, así como los conocimientos previos.

Leer, una vez adquiridos los mecanismos que permiten enfrentarse a una lectura, ese el verdadero reto del libro impreso o digital: querer leer, desear realizar una actividad personal y voluntaria que termina repercutiendo en el entorno relacional. Porque se empieza leyendo para aumentar los conocimientos, se continúa leyendo para adentrarse más en uno mismo, hasta que se termina leyendo por fascinación para formar parte de un mundo que te sobrepasa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...