La francesa que se llevó el premio literario Formentor

Annie Ernaux, novelista francesa de marcado estilo autobiográfico recibió el Premio Formentor 2019, un galardón que fue reactivado en 2011, luego de su fundación en los años 60, y que se enfoca en la gran literatura.

La francesa que se llevó el premio literario Formentor

La escritora francesa Annie Ernaux, cuyas obras son esencialmente basadas en material autobiográfico, fue galardonada el mes de mayo con el Premio Formentor 2019, un reconocimiento concedido por la editorial española Seix Barral, en conjunto con otros sellos extranjeros y los propietarios del Hotel Formentor de Mallorca.

El galardón destaca la calidad de los escritores con una sólida obra que ocupa un espacio entre la gran literatura y en este caso el jurado dejó claro que la autora “está dotada de excelentes cualidades de la observación y su mirada es un implacable ejercicio de veracidad que penetra los más íntimos recovecos de la conciencia”, como expresa el veredicto.

Tomando esta descripción como punto de partida, podemos entrar en detalles de esta notable escritora de 78 nacida en Lilebonne y de la lista de sus novelas que ha entregado a los lectores durante su trayectoria.

Vivió su infancia en Normandía, con padres pulperos, creció en un medio social modesto. Cursó estudios de Letras y luego se convirtió en profesora de Letras Modernas. Fue en el año 1974 cuando salió al público su primera novela Les Armoires vides que anuncia el carácter autobiográfico que caracterizará las siguientes. Es considerada a su pesar como la líder de la novela social contemporánea.

Mezclando la experiencia personal y la historia con H mayúscula, en su narrativa cuenta el ascenso social de sus padres que se evidencia en los títulos El lugar y La vergüenza, también se vale de la experiencia de su matrimonio en La mujer helada; así como de su sexualidad y relaciones amorosas, su aborto narrado en El acontecimiento; la enfermedad y muerte de su madre, en Je ne suis pas sortie de ma nuit; la muerte y Une femme, y el cáncer de seno que sufrió, en El uso de la foto.

Son muchos los premios que ha recibido a lo largo de su vida, en el 2008 recibió el Premio de la Lengua Francesa, y en la última década ha sido reconocida con un galardón por año. En 2016 el Premio Strega, por su libro Les Annés, traducido al italiano, en 2017, el Premio Marguerite-Yourcenar; y en 2018 el Premio Hemingway per la letteratura.

En abril de este mismo año fue nominada como finalista del prestigioso premio Man Booker International Prize, un galardón que según las referencias asegura la gloria internacional del autor.

El estilo de Annie Ernaux

Quienes han estudiado la obra de Annie Ernaux coinciden en que aunque tiene un estilo neutro, sus palabras las dice sin contemplaciones, lejos de la metáfora, o las comparaciones románticas, la autora plantea los hechos sin juzgarlos como buenos o malos quedándose en una línea documental. Además, se destaca que en el corazón de su obra hay una voluntad por darle voz a quien han sido reducido al silencio.

Estos aspectos también tienen relación con las declaraciones del jurado del Premio Formentor que resaltó que la narradora francesa no pretende complacer las expectativas de un lector acomodado, sino que escribe con un “estilo entrecortado y áspero”.

Además, otro punto interesante destacado por los jueces de este galardón es que la obra de Ernaux se desprende de los modelos tradicionales de los relatos para transformar su propia vida en una especie de estudio etnológico, sin dejar de subrayar su sólida voz femenina.

En la historia del Premio ha habido pocas mujeres galardonadas, de hecho sólo tres han recibido el reconocimiento: Nathalie Sarraute, Gisela Elsner y Dacia Maraini. Ahora Ernaux engrosa el número aún modesto de mujeres que han recibido este galardón, y el jurado asegura que a su obra le sobran méritos de excelencia y calidad literaria.

Para la autora no existe ningún objeto poético o literario en sí y su escritura está motivada por un deseo de desarticular las jerarquías literarias escribiendo de objetos considerados indignos para la literatura como los supermercados o el ferrocarril, o de otros más nobles como los mecanismos de la memoria o la sensación del tiempo, asociándolos.

Un Premio con casi de seis décadas

En un principio el Premio Formentor fue otorgado del año 1961 a 1967 y su objetivo fue ofrecer un reconocimiento a la obra narrativa de escritores que abonan con su trabajo como autores, y a la gran literatura europea.

La primera edición premió al escritor anglosajón Samuel Beckett y al argentino Jorge Luis Borges, luego del año 67 hubo una gran pausa, hasta que el galardón reapareció en el año 2011.

Desde ese momento han sido premiados el mexicano Carlos Fuentes, los españoles Juan Goytisolo, Javier Marías y Enrique Vila-Matas, el argentino Ricardo Piglia, el italiano Roberto Calasso, el argentino-canadiense Alberto Manguel y el rumano Mircea Cãrtãrescu.

El ganador del Premio Formentor recibe 50 mil euros el premio este año será entregado en el mes de septiembre en las tradicionales “Conversaciones de Formentor”, que desde el año 2008 reúne en los jardines y espacios del hotel Formentor a los escritores, críticos y editores invitados, y al público lector.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...