La Generación del 27 cumple 80 años

GENERACION DEL 27

Cuando uno analiza el año en el que vivimos, percibe en seguida la cercanía numérica existente entre el año 2007 y el año 1927, 80 años transcurridos de pura poesía, si bien, los altibajos de este género y sus búsquedas obligadas de identidad han marcado este largo y prolijo período poético. Se cumplen 80 años de esta generación y en su recuerdo se han publicado tres poemas inéditos de Rafael Alberti, paradójicamente sus escritos líricos más tempranos.

La Generación del 27 nació como su número indica en 1927 en la ciudad de Sevilla, y en ellos tomaron parte autoridades literarias como Cernuda, García Lorca, Damaso Alonso, Jorge Guillén, Pedro Salinas o el propio Alberti, quienes intentaron por todos los medios, descubrir la modernidad y rebasar las fronteras estéticas establecidas. Su origen debe rebuscarse en la iniciativa obligada de homenajear al poeta Luis de Góngora, de quien se autoproclamaron “nietos” y su esencia se debe comprender desde un exilio impuesto por la poca poética dureza de las armas.

Los poemas inéditos de Rafael Alberti, fechados en 1920, salen ahora a la luz de la mano investigadora de la filóloga Beatriz Hernanz.

El primero de ellos, “Réquiem” está dedicado a la muerte de su padre. Alberti lo recoge en sus versos de está manera: “Donde estuvo ya inmóvil tu cuerpo…/ Aquí.. aquí… a esta luz amarga/ De color siglo XIII y muy viejo…/ Quierto hacer este verso/ Triste/ Muy triste. Su recargado y bello lenguaje se puede observar en los versos: “Unas flores mustias de blancor enfermo…” o en “¡Oh, el color, el color de los muertos!/ Color de llanura cuando hace frío…

En “Ingenuidad”, dedicado a Chinita, la protagonista es una niña de casi diez años de la que Alberti se enamora como en los cuentos, es decir, inocentemente. De todos modos, el poeta insiste en sus referencias a un “eso”, que el primitivismo de la niña no sabe lo que es todavía y que debido a su edad Alberti ya conoce.

Por último, en “Es una frente la que hoy pide auxilio”, el escritor, cambia de tercio y centra sus miradas en la Guerra Civil. El primer verso ya exhibe una arrolladora fuerza poética: “Es una frente la que hoy pide auxilio partida y dejada sobre las extensiones donde los buitres le declaran la guerra al viento y a la lluvia”. También, emplea Alberti, un lenguaje duro y ofensivo, reflejo de una “alma desertora” cuando dice: “Me joden todos tus muertos” o “Lloro y me la meneo ante los sagrados cojones de la Virgen”, que es como acaba el poema.

La Generación del 27 se convierte en parada obligatoria para los amantes de la literatura y de la poesía, un arte éste, construido de la necesidad humana de expresar y de combatir la realidad social para transformarla en un mundo más justo y, si se quiere, más poético. Son muchos los que formaron esta generación y todavía, muchos también, los descubrimientos que aún hoy pueden arrojar más luz sobre este grupo de escritores, quienes escribieron en grupo una maravillosa página de la historia de aquella España, felizmente hoy superada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...