La historia de cuando el creador de Sherlock Holmes se involucró en un caso criminal

Un hombre obtuvo su libertad tras 20 años de juicio, gracias en parte al poyo de dos famosos escritores.

¿Sabías que el creador de Sherlock Holmes se involucró en un caso criminal?

A inicios del siglo XX, un caso criminal se hizo muy famoso en la palestra pública inglesa. El protagonista era Oscar Slater, un judío de nacionalidad alemana que era acusado por el asesinato de una anciana de 80 años cuando este trataba de robarla en su domicilio. 

Las pruebas no eran muy congruentes pero las autoridades inglesas no dudaron ni un segundo en condenarlo a prisión. En la audiencia, y haciendo seguimiento del caso, se encontraba el abogado y también escritor, William Roughead.

Este escribía novelas criminales y estaba empapado sobre este tipo de casos. Para el abogado de nacionalidad escocesa, Slater era un hombre inocente. 

Este hombre manifestó públicamente su posición y expuso en los periódicos que no estaba de acuerdo con la sentencia de Slater. Según su experiencia y pericia, este era un hombre inocente pero las autoridades habían tomado la decisión de meterlo preso.

Sin embargo, Roughead era un hombre con credibilidad y preparado, por ello, diversos expertos se detenían a escuchar sus argumentos. Uno de ellos, fue nada más ni nada menos que Arthur Conan Doyle, el creador del mayor detective de ficción, Sherlock Holmes.

2 décadas de de apoyo

Así transcurrieron 20 años. Durante este tiempo, Roughead estuvo pendiente del caso: testificaba cuando a Slater se le abrían audiencias que abrían la posibilidad de un cambio en la condena para debida su liberación. 

 En 1935 escribió un ensayo a forma de denuncia sobre las injusticias que estaban siendo aplicadas a un hombre inocente y donde exaltaba la ayuda recibida por Doyle.

Por su parte, Doyle escribió en 1912 un libro donde exponía las incongruencias del caso y donde denunciaba que el voto del jurado en las audiencias había sido manipulado. Estos, influenciados por un antisemitismo y xenofobia, no querían admitir sus errores. Sin embargo, las autoridades hicieron caso omiso y Doyle se alejó del caso por un tiempo, enfocándose en otras cosas. 

La libertad

Más tarde, el mismo Slater le pidió ayuda a Doyle. Este nuevamente acepta y brindó financiación para la publicación de un libro sobre la historia de Oscar Slater donde desenmascaraba a la policía inglesa. Este libro produjo una gran polémica que abrió una nueva audiencia sobre el caso para determinar la inocencia de Slater.

La ardua lucha de Doyle y Roughead, que acudieron a los tribunales, hizo que Oscar Slater fuese encontrado inocente y haya recuperado su libertad en 1928. Posteriormente, a Slater lo indemnizaron con 6000 libras. Doyle fue a tribunales para que se le retribuyera parte de ese dinero.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...