La lectura es buena para tu salud

Leer es beneficioso en muchos ámbitos, incluso directamente en la salud. Ingresa aquí y conoce los motivos.

La lectura es buena para tu salud
Los buenos hábitos mejoran la calidad de vida en muchos aspectos. Hacer de las recurrentes actividades una costumbre definen además nuestra rutina y personalidad. Uno de los más frecuentes entre las personas es el de la lectura. Funciona como vía de escape ante el ajetreado día a día y sumerge a los interesados en un mundo lleno de distintas temáticas.

La lectura es tan sana e importante como hacer cualquier deporte. Su impacto no va de la mano con una mejora física, pero sí con la mental. Dicho de otra forma, “la lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo”. Así lo supo expresar en su momento el poeta inglés Joseph Addison.

Un plus sobre este tema es que se trata de una acción más que accesible. No presume de contar con una alta inversión y son cada vez más los clubes de lectura existentes además de las clásicas bibliotecas situadas en cada rincón del mundo.

Beneficios que trae la lectura

Son muchos más los pros que los contras cuando de leer se trata. Entendida como una práctica netamente favorable, llevar esta actividad y convertirla en una disciplina suma en lo positivo.

  • Aumenta el conocimiento.
  • Desarrolla la concentración.
  • Activa áreas del cerebro que estimula la imaginación.

La ciencia avala el hábito

Son incontables los estudios que año a año presentan resultados auténticos sobre el efecto que tiene la lectura en aquellos que la toman con seriedad. Los resultados siempre apuntan a las personas exitosas. Investigaciones señalan que existe relación entre la lectura y los estudiantes más triunfantes. Científicos marcan directamente el hemisferio izquierdo del cerebro como la principal zona que se activa al momento de leer, área que está unida a las destrezas psicomotrices.

En el año 2013, el doctor Robert Wilson, del Rush University Medical Center de Chicago, aseguró que la lectura sirve como una especie de herramienta para calibrar la memoria además de frenar el proceso natural del envejecimiento.

Lectura como terapia

Inglaterra dio un paso importante en 1966. Bajo la misión de ayudar a los afectados a controlar desórdenes mentales moderados (depresión, estrés, entre otros). Esta campaña impulsada por médicos británicos les permite realizar estudios a los pacientes que llevan la lectura como una suerte de tratamiento que fue llamada biblioterapia. Los especialistas cuentan con la potestad de recetar no solamente medicinas para tratar estos padecimientos, ahora también han logrado vincular la resolución de problemas con distintos textos. En su mayoría, los doctores apuntan hacia los libros de autoayuda. Como se estimula la empatía, los científicos se encargan de ver los resultados a través de la actividad neurológica que esta ayuda a desarrollar.

No tiene edad

Más que algo comprobado, se trata de una recomendación. El hábito de la lectura puede ser alcanzado por cualquiera que se lo proponga, cuándo y cómo se lo proponga. Si bien esto comienza a tomar forma en una etapa temprana de la vida, no existe regla, número u obligación específica que dicte a partir de qué edad se debe desarrollar.

Es bien conocido que por el sistema educativo esto empieza a tratarse entre los niños, pero es al final cada persona la que tiene la última palabra. La mejor de las recomendaciones es ir leyendo por interés y no por obligación, así será más sencillo ir adentrándose en la materia para conocer más sobre autores y temas, creando ese nexo entre los géneros y sumando nuevos ejemplares a la biblioteca personal. Antes de hacer otra cosa que implique riesgo o que se convierta en una mala costumbre, leer pasa a ser una actividad fundamental para la evolución cognitiva del ser humano.

Libros recomendados

El nombre de la rosa (Humberto Eco)

La inexplicable muerte de monjes en Italia despierta la investigación de fray Guillermo de Baskerville y Adso de Melk. La novela se desarrolla en el siglo XIV.

Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)

El pueblo de Macondo como centro de la trama. La familia buen día y sus distintas generaciones protagonizan esta historia.

Harry Potter y la piedra filosofal (JK Rowling)

El primero de la zaga del joven hechicero. Se podría recomendar cualquiera de los siete que lo conforma. Este es el nacimiento de la leyenda del niño que vivió.

Entrevista con el vampiro (Anne Rice)

Esta novela gótica se describe perfectamente según su título: un periodista escucha la historia de un vampiro del siglo XVIII. Al igual que el ítem anterior, la historia fue llevada al cine.

El alquimista (Paulo Coehlo)

Entre novela y libro de autoayuda. Este relato gira en torno a un pastor que emprende un viaje junto a un anciano que dice ser el Rey de Salem. Otros textos de enorme alcance han sido: El código Da Vinci, Don Quijote, Los puentes de Madison y Los hombres que no amaban a las mujeres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...