¿Libros de autoayuda o la guía de toda la vida?

Los libros de autoayuda no dejan de ser los libros guía de toda la vida, sólo que con un envoltorio novedoso que inciden generalmente en las carencias sicológicas que puede atravesar una persona en un momento dado, pero no te engañes, la autoayuda es asesoramiento externo, no verdadera autoayuda.

libros de autoayuda

Puede que los libros de autoayuda no dejen de ser más que un envoltorio nuevo para un artículo de siempre, que sean el mismo perro con distinto collar, que sean lo que antes llamábamos sencillamente “guías”. No en vano se originaron en Estados Unidos, centro mundial del marketing. Guías turísticas, o guías de cocina, o guías médicas, o guías de lo que sea, ¿no podrían ser también libros de autoayuda? Si tú te compras una guía, supongamos, del Camino de Santiago, en ella encontrarás rutas, consejos, pero el camino te tocará hacerlo a ti. Si te compras una de cocina hallarás multitud de recetas, pero te tocará cocinarlas a ti si quieres comer algo. Y si compras una guía médica y detectas algún tipo de síntoma sospechoso, la guía no te va a llevar al médico, te tocará ir a ti.

Quizá la única nota diferencial de los libros de autoayuda sea su temática o, mejor, la orientación de su temática, generalmente de tipo psicológico o en busca del éxito o la felicidad. Los libros de autoayuda siempre me parecieron una versión del clásico y egocéntrico “yo, mi, me, conmigo”, algo así como un “ayúdate contigo” pero yo te digo lo que tienes que hacer.

Libros de autoayuda

Un texto de autoayuda es aquel cuyo autor quiere transmitir consejos de felicidad cotidiana, claves de pensamiento positivo, trucos para tomar las riendas de la vida, secretos para mejorar la relación de pareja o elevar la autoestima. Desde el punto de vista psicológico, un libro de autoayuda puede ser un excelente apoyo para el lector, pero sólo un punto de apoyo, porque muchas personas desean encontrar en ellos la receta mágica que les permita ser felices en la vida o el descubrimiento de sí mismos, buscando solo en la autoayuda el apoyo que necesitan.

Son libros que plantean soluciones a los problemas del hombre de hoy que no sabe qué hacer cuando pierde el control de su vida. El concepto de autoayuda tiene su origen y desarrollo en Estados Unidos. El objetivo de estos libros busca brindar al lector una guía general e indicaciones prácticas sobre la forma de afrontar los conflictos y problemas que pueden surgir en su vida, sobre todo en lo referente a las relaciones afectivas, sociales y profesionales.

Los libros de autoayuda parecen encajar a la perfección en sociedades individualistas. De alguna manera, parte del éxito de estos libros se debe a la soledad que produce el debilitamiento familiar y social, o al ritmo de vida actual, competitivo y trepidante. Cuando miles de personas adultas tienen la necesidad de buscar libros de autoayuda, cabe pensar que algo no anda bien en la sociedad y que las ideas y hábitos que se deberían haber adquirido a lo largo de la vida no son lo suficiente eficaces para adquirir una sabiduría práctica.

Si algún mérito tienen los libros de autoayuda es, precisamente, recordar la importancia de educar las emociones y la voluntad. Por ello, el apogeo de estos libros debería estimular a quienes naturalmente están llamados a orientar y ser referentes en el campo de la orientación vital: padres y madres, educadores, psicólogos, también amigos, a que no abdiquen de su función, ya que, en definitiva, la autoayuda es asesoramiento externo, no verdadera autoayuda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...