Los mejores trucos para ordenar los libros

Todos los trucos que debes conocer para ordenar lo libro en la librería

Los mejores trucos para ordenar los libros

Si eres un gran apasionado de la lectura y tienes un amplio abanico de libros en casa, seguro que con el paso del tiempo has ido acumulando numerosos títulos en la librería sin ningún control. ¿El resultado? Una librería totalmente desorganizada, en la que los libros no siguen ningún criterio. De este modo, te resulta mucho más complicado localizarlos y, además, no queda nada bonito. A continuación te contamos algunos consejos para ordenar los libros de forma rápida y sencilla.

¿Cómo ordenar los libros? Los mejores trucos

Planificación

Del mismo modo que en cualquier otro ámbito de la vida, la planificación es lo más importante. Toma una hoja de papel y anota una idea de cómo deseas que quede la librería. Si se te da bien el dibujo, también puedes probar a dibujarla. Piensa muy buen dónde quieres situar los libros, colocando en la parte superior los más voluminosos y los que utilizas menos.

Organización

Los criterios de organización pueden ser muy diferentes, en función de cuáles sean tus propias preferencias y necesidades.

Una buena opción es organizar los libros por colecciones si tienes algunas. Así la librería quedará perfectamente organizada y, además, muy estética. Si no tienes colecciones como tal, puede agrupar los libros por tipología y género: manuales, novelas, diccionarios, etc.

Otro criterio muy útil para organizar los libros es por tamaño. De izquierda a derecha, colocando los libros de más alto a más pequeña, cuidando los colores de los lomos. Si tienes buena memoria visual esto te ayudará a recordar de forma más sencilla las imágenes o el color de cada libro.

Aunque, si quieres un método 100% efectivo es por título o por el apellido del autor, de forma alfabética. Esta es una gran idea para los títulos de ficción.

Identificación

Si te resulta necesario, puedes elegir una determinada marca para identificar cada temática o género. Esto resulta de gran ayuda a la hora de recordar dónde has colocado cada libro. Puedes ayudarte de pegatinas de colores o cintas de tela, por ejemplo. Una solución práctica y estética.

Decoración

Aunque el aspecto práctico es muy importante, no debes olvidar el sentido estético. Las estanterías que están demasiado llenas recargan en exceso el espacio. Así, si puedes lo mejor es que aligeres tu biblioteca, introduciendo diversos elementos de decoración, como pequeñas plantas de interior. En las baldas puedes intercalar los libros con diversos elementos de decoración, como figuras, fotos, recuerdos de viaje, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...