Los nazis eran fans de la literatura esotérica y una famosa biblioteca lo demuestra

Una biblioteca en Praga demuestra que los nazis estaban muy atraídos por temas esotéricos y del ocultismo.

¿Sabías que los nazis adoraban el esoterismo y el ocultismo?

En el fervor de la época de Hitler, los nazis aprovechaban las órdenes y el momento para saquear o robar joyas, pertenencias y materiales valiosos. Sin embargo, su ambición criminal también tuvo una cara literaria.

Así es, los nazis no solo mostraban interés por la plata, el oro u otros elementos costosos. La búsqueda de libros era implacable, especialmente aquellos que poseían información y descubrimientos de ocultismo.

Se estima que los nazis lograron robar y saquear miles de bibliotecas en búsqueda de estos libros. Para el año 1950, en la biblioteca nacional de Praga, se encontraron más de 50 volúmenes de estos libros.

El objetivo de este propósito tiene muchas versiones, aunque las más acertadas están relacionadas con el asesor de Adolfo Hitler. Se trata de Heinrich Himmler, uno de los principales responsables del crecimiento y fama del partido nazi.

Heinrich Himmler tenía obsesiones con algunas de las tradiciones místicas de la historia. Se inclinaba por la cultura pagana, la brujería, la astrología, entre otras ramas del conocimiento esotérico de la época que conformaban el nazismo.

Esta es la razón fundamental por la cual la rebelión nazi logro despojar miles de libros en diferentes lugares y bibliotecas dándole la mayor colección de libros especializados en brujería del momento.

Lugar de almacenamiento

La biblioteca nacional de Praga, en la Republica Checa, fue el escondite de más de 13.000 libros dedicados a los temas mencionados. Estos fueron hallados en los años 50 del siglo XX.

Sin embargo, para lograr recolectar semejante cantidad de volúmenes, Hitler creo un grupo especial  en 1935 encargado de conseguir estos materiales. Eran llamados H-Sonderkommando y pertenecían las unidades especiales de la SS.

Esta fue la unidad que logró recopilar más de 13.000 volúmenes de libros místicos alrededor de Alemania, Europa y parte del mundo con el fin de dar vida a la biblioteca del instituto Ahnenerbe.

Esta se dedicaría al estudio arqueológico e histórico de la denominada raza aria. Desarrollando un origen propio de mezclas de cultura pagana y germánica que involucrasen factores místicos o mágicos (parte de la filosofía oriental aportaba en esta teoría).

La unidad H-Sonderkommando de Hitler logró recorrer gran parte del mundo saqueando y robando infinidades de institutos durante la segunda guerra mundial. Los más usuales fueron:

  • Logias masónicas.
  • Universidades.
  • Bibliotecas.
  • Bibliotecas religiosas, entre otros.

Fin del sustrajo y olvido

Sin embargo, con el fin de la segunda guerra mundial tanto la unidad especial nazi como el lugar de almacenamiento fueron olvidados. Recientemente se logró catalogar y devolver los libros robados durante la era nazi a sus respectivas instituciones y bibliotecas.

La obsesión de Himmler por el ocultismo influenció directamente sobre las prácticas y doctrinas del ejército alemán que terminó con un culto en el que todos aquellos de cargos importantes debían pertenecer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...