¿Qué significa el 10% del escritor?

Los escritores suelen recibir un porcentaje de las ventas de sus obras. El 10% es lo que se estila en estas negociaciones.

Qué es el famoso 10% del escritor

La profesión de escritor no es una carrera precisamente fácil. El novelista debe lidiar con muchas cosas, incluso, antes de tener la idea principal de la historia. Hallar esa idea que te permita crear la historia lleva su tiempo. Algunos la encuentran más rápido que otros. Una vez que la tienen, necesitan buscar la forma de cómo enlazarla con la historia. Este profesional debe cuidar cada detalle, cada punto, cada coma, cada guión.

Cuando la novela está lista, apenas se ha dado el primer paso. Luego viene la tarea titánica de conseguir una editorial que esté dispuesta a negociar los términos de la publicación. Aquí surge el famoso 10% del escritor. Se trata de un porcentaje de ganancia que el escritor recibe, en algunos casos, por las ventas del libro. Este porcentaje termina siendo una porción referencial, ya que el monto de ganancia puede ser mayor.

Cada editorial tiene sus reglas

Algunas editoriales simplemente descartan la posibilidad de negociación del porcentaje de ganancia desde el inicio. En estos casos, autores poco reconocidos o primerizos sucumben ante la necesidad de hacer conocer su historia, el conocido “sacrificio”. Sin embargo, hay otros editores que aplican un porcentaje más racional, dándole valía al trabajo del escritor. No existe ningún método estándar para el pago de las regalías.

Podemos encontrar casos donde el pago simplemente se ofrece como un “anticipo”, que a fin de cuentas será la única retribución monetaria que recibirá el escritor. Otros ensayistas con más suerte, negocian una serie de objetivos que pueden incrementan el porcentaje de ingreso de acuerdo a las ventas de la novela. También existen editoriales que adquieren por adelantado los derechos del libro para luego venderlo al mejor inversor.

Esta práctica es muy similar a las negociaciones que realizan compañías productoras y medios de comunicación por la explotación de diversos espacios televisivos.

Es lógico que el editor imponga sus reglas en aquellos casos donde el escritor es primerizo o tiene poca influencia en el mercado literario. Nadie invierte para perder, eso se entiende, lo que no se entiende es cuando se aprovechan del talento del autor.  Lo ideal es que el convenio sea beneficioso para ambas partes, que el porcentaje de ganancias este vinculado al nivel de ventas de la obra.

Lo mejor para los escritores novatos es que se informen bien sobre las condiciones de negociación de cada editorial, y que elijan aquella donde se sientan a gusto con el porcentaje de ventas de sus obras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...