Rubia de verano, de Adrian Tomine

Queridos lectores, no nos engañemos más. Por mucho que intentemos poner como excusa el maligno y a la vez inhumano funcionamiento del “Sistema” y de los cada día más sofisticados mecanismos de poder que intentan y a menudo consiguen esclavizar (o zombificar) nuestra vida, no queda más remedio que reconocer que la culpa de todo es nuestra.

'Rubia de verano' recopila las mejores historias del tebeo de culto de Adrian Tomine

Y es que realmente es más cómodo y satisfactorio culpar a elementos externos de todos los males, aunque asumir que hoy en día, la libertad es poco menos que falsa. Es una verdadera putada vivir en una sociedad donde todo gira alrededor del dinero, y en un mundo que va a ritmo de los (mamones y necios) que más capital, codicia y maldad muestran y demuestran. Evidentemente, cada caso es un mundo, y cada cerebro un universo, y por tanto, no se puede decir todo o nada ni siempre ni nunca, y cada uno sabe qué problemas tiene. Otra contradicción, sin embargo, que nos lleva a recomendar el lanzamiento de cómic ‘Rubia de Verano’ (La Cúpula, 2011), de Adrian Tomine, cuatro historietas cortas donde se ponen de manifiesto algunas de las angustias que nos invaden a menudo: la incapacidad para cambiar, las barreras de la comunicación, incongruencias, el peso de la sociabilidad, aguantar por obligación lo que no aguantas, la falta de autocrítica, negarse a reconocer que el problema está en nosotros mismos… El llamado Raymond Carver del cómic (aunque también se podía citar aquí la influencia de Eric Rohmer, de Richard Yates y de Donald Ray Pollock) analiza los individuos y el desencanto de los adultos de clase media que habitan en los centros neurálgicos de nuestro mundo, que no son otro que las grandes urbes, a través de cuatro historietas cortas dibujadas con un dibujo sobrio y contenido.

La Cúpula presenta la tercera edición de un cómic que seguramente no ayudará a los que lo ven todo negro, evidentemente, ni siquiera sería recomendable a aquellos que son esclavos de su desconsuelo y amargura. Pero, sin embargo, ‘Rubia de verano’ de Adrian Tomine nos puede servir, al menos, para reírnos de nuestras miserias. Tomine, junto con Charles Burns (atención a su último cómic Tóxico, que ya analizamos en otra entrada), Daniel Bowles y Chris Ware, son los creadores de historietas que mejor nos lo ponen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...