Técnicas para leer rápido y acordarse de todo

Descubre cómo acelerar la mente y los ojos al mismo tiempo

Técnicas para leer rápido y acordarse de todo

La comprensión lectora es una de las habilidades más codiciadas tanto por mayores como por pequeños. Si a esto le unimos la capacidad para pasar las páginas con gran rapidez, el momento de lectura puede ser mucho más placentero. No solo en el ámbito del ocio. También en el plano laboral leer rápido y acordarse de todo supone un gran aumento de la productividad. Pero, ¿cómo hacerlo?

Al leer, la mayor parte de la detección de palabras se da en la fóvea, la parte central de la retina. En la fóvea la concentración de células es muy alta. Las células se encargan de detectar el patrón de áreas tanto oscuras como claras de la página, transmitiendo así la información que reciben al cerebro, reconociendo palabras.

Hay determinados métodos de lectura rápida que enseñan a las personas a utilizar la visión periférica a la hora de leer, asimilando así más de una palabra al mismo tiempo.

  1. Entorno: el entorno es muy relevante. Por lo tanto, uno de los primeros aspectos que debes cuidar es este. Debes leer en un lugar tranquilo y bien iluminado.
  2. Subrayar: algunos expertos defienden que utilizar el dedo o un bolígrafo para subrayar es muy eficaz. Sí, exactamente igual que lo que nos mandaban hacer de pequeños en el colegio.
  3. Leer frases: a la hora de leer las frases, no hay que hacerlo palabra por palabra, sino agrupadas mentalmente, haciendo pequeños grupos.

Lo cierto es que no existe un método milagroso para acelerar la mente y los ojos al mismo tiempo. Si bien es cierto que alrededor del mundo hay muchos campeones de lectura que son capaces de leer libros enteros en cuestión de minutos.

Hay algunos trucos, como por ejemplo buscar palabras clave y leer en vertical, que solo sirven para informes y estudios, y no para novelas. Por lo tanto, también hay que tener en consideración el tipo de lectura de la que se trata.

Si hay algo en lo que todos los expertos están de acuerdo es que la mejor forma de aprender a leer rápido y acordándose de todo es practicando. El no estar solo limitado por la visión puede resultar de gran ayuda ya que lo importante es cuánto de rápido una persona puede identificar una determinada palabra. Por lo tanto, cuanto más se lee, más rápido se es. Este sí es un truco que no falla nunca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...