Umsonst Laden, la tienda gratis.

umsoft11.jpgMiro a la mesa y me doy cuenta de que he ido acumulando trastos inservibles durante 6 años. Cosas que compré o encontré y que ahora no son más que objetos que me observan detrás de una densa capa de polvo. Algún día desaparecerán de mi vista, serán olvidados por completo en un basurero o en el fondo de un cajón, inútiles para mi, pero posiblemente útiles para alguna otra persona.

Si viajase a Alemania podría llevar conmigo una maleta repleta de todos estos trozos de consumo compulsivo, carentes de todo significado y uso, y hacer que vuelvan a la “vida”. Porque en el país germano nació en 1996 una iniciativa de ayuda mutua y alternativa a esta nuestra sociedad consumista y acumuladora, viendo la luz la primera “tienda gratuita” (Umsonst Laden) que rompe con el concepto mismo de comercio, ya que no se vende ni se compra absolutamente nada, sólo vas y coges aquello que te sirva para algo, algo que necesites y no puedas o no quieras pagar por ello, pudiendo devolverlo en el momento en que deje de ser útil, para no romper la cadena.

No hay requisitos, no pagas, no ganas dinero, no debes llevar nada a cambio ya que no se trata de trueque, pero sólo puedes “comprar” tres cosas cada vez. Es simple reciclaje, lo que no te sirve a ti, puede que sea lo que yo necesite, o viceversa. Se trata de acabar con la terrible acumulación de objetos sin sentido, de la necesidad de tener sólo por tener, de llenar armarios con cosas olvidadas y vivir rodeados de cosas inservibles, y lo que es peor, que puede que alguien necesite.Se trata de una alternativa al comercio tradicional, un golpe al capitalismo fundado en la necesidad de consumir sin sentido, ya que todo aquello que te lleves de la Umsonst Laden debe ser algo que realmente necesites.Y la cosa no se queda aquí, el proyecto empezó con las tiendas gratis (extendidas ya por toda Alemania) en Hamburgo, pero es algo mucho más grande, es una clara crítica al trabajo y a la forma de vida tradicional, invitándonos a ver las cosas desde otra perspectiva, autogestionada y al margen del capital.

Se ha creado una comunidad que crece cada vez más, con otro tipo de “negocios” como el taller para reparar bicicletas, el grupo de jardinería, el taller textil, exhibiciones artísticas, talleres que abogan por el libre hablar y comunicar, consejo psicológico y social y también talleres en el campo de la informática. Se trata de dar apoyo a aquellos que han optado por otra vía, mas humana, ecológica y solidaria.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...