‘Aire’, de Pamela Alexander

‘Aire’, de Pamela Alexander es un poema metafísico sobre la presencia del aire en la vida cotidiana y su actitud de llenar los espacios vacíos. El aire tiene un ethos de inocencia, porque sólo se impregna o es receptivo a las vibraciones buenas o malas de las personas en distintos entornos, por ello crea micro climas que son decodificados por personas sensibles.

"Pamela Alexander, poeta norteamericana nacida en 1948"

"Pamela Alexander, poeta norteamericana nacida en 1948"

Es un gran logro en la poesía un poema metafísico que cautive por su belleza y el juego de conceptos sobre temas cotidianos y a la vez profundos de la existencia y condición humana. Una consumada artífice de este estilo filosófico y lúdico a la vez es la poeta norteamericana Pamela Alexander (Estados Unidos, 1948), quien con su poema ‘Aire’, nos hace pensar es esa presencia ineludible e inmutable que nos acompaña a toda hora. En el poema se realiza una descripción de los atributos del aire, como el llenar el espacio y dibujar el vacío, pues siempre le sentimos.

El aire acompaña a los solitarios, es gentil e inocente, pues cuando crea atmósferas o micro climas relativos a estados de ánimo, lo que hace es impregnarse de las vibraciones buenas o malas de la gente que está siendo envuelta por él. El aire es vacío, cualidad que tiene correlación con el vacío que pueden tener algunas personas, y está condición solo la podemos cambiar apenas un poco. El aire sostiene objetos y a nosotros mismos sin apropiarse de nuestro ser, mueve los objetos como una fuerza invisible, que se manifiesta lúdica con la realidad.


Un poema que piensa al aire como presencia gentil
El aire es permeable a las emociones de los seres humanos, esto es similar a la conducta de las gotas de agua observadas por el científico japonés Masaru Emoto, quien descubrió que el líquido elemento formaba cristales según los sonidos gentiles o violentos del mundo exterior, también respondía a los estados de ánimo, palabras y actitudes de las personas que tenía en frente. El aire ingresa a las personas presionando contra el tímpano, esta es una forma de aprenderlo e interiorizarlo, cuando la masa de viento crea una atmósfera enfriando nuestro interior.

El aire es una esencia en sí mismo, difícilmente cambia, solo es permeable y receptivo a las fluctuaciones emocionales de la gente. El movimiento del aire es circular pero puede ajustarse a la cuadratura de cualquier habitación, aquí se presenta otra analogía con el agua, elemento que se adapta al recipiente que le contiene. El aire tiene un hábito que es llenar los espacios, estar presente acompañando a la materia, así se le encuentra en todo ambiente reconocible por la experiencia humana, por ello el poema lo representa como entelequia y lo recrea en su aspecto vital.

"Pamela Alexander"

"Pamela Alexander"

Conclusión
El aire es una realidad palpable y aprehensible por la experiencia cotidiana, tiene un sema que es la pureza, a través de él se aprecia su inocencia, ya que solo se impregna pero no es responsable de las buenas o malas vibraciones que se apoderan de algunos entornos creando micro climas de estados de ánimo. Este es un poema metafísico que divaga sobre las reacciones del aire a los estímulos humanos y su perenne compañía en la vida diaria.
Lectura del poema | ‘Aire’, de Pamela Alexander en  Poemaseninglés

Imágenes:

Pamela Alexander en Lexia.com.ar

Alexander en Orbelin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...