‘El Cordero’, de William Blake

‘El Cordero’, de William Blake es un breve poema dedicado a Cristo, por la imagen de un corderito inocente que el yo poético encuentra en el campo. El poema destaca la bondad intrínseca de la creación que se refleja en un ser tierno, manso y hermoso como el corderito con el cual se comparte la creencia cristiana a modo de canto dulce para él.

"William Blake, pintado por Thomas Phillips en 1807."

"William Blake, pintado por Thomas Phillips en 1807."

William Blake (Inglaterra, 1757-1827) fue un poeta, pintor y grabador de inspiración mística, son famosos los
poemas suyos que mezclan elementos del bien y el mal, con una frontera conflictiva entre ellos. Tuvo desde muy pequeño a la Biblia como lectura y esta pasó a ser su fuente de inpiración. En su poema ‘El Cordero’, escrito en inglés antiguo por el uso de’ thee’ en vez de ‘you’ y ‘Dost’ en vez de ‘Do’, entre otros vocablos, nos recrea con un tono dulce e infaltil, cual canción de cuna, el encuentro del yo poético con un corderito pequeño, que le conmueve.

Este poema se halla en Canciones de la inocencia y la experiencia (1794), y su enunciación gira sobre las virtudes del corderito encontrado en el campo, que lo llevan a pensar en la creción de Dios, en el Cordero como ícono de Jesús, por su mansedumbre y sacrificio, y en el cordero empírico que es un ser que tiene todo en su humilde e inocente vida, incluso su pelaje semeja un blando y hermoso vestido, su voz es dulce y resuena alegrando los valles, es parte de la creación y enternece al yo poético quien no se cansa de bendecirlo y cantarle.


Destacando la bondad intrínseca de la creación
Las anáforas dan a este poema forma de canción, el yo poético pregunta al corderito ‘¿quién te hizo? ‘ para luego responderle que fue Jesús por analogía a como Él se hace llamar, y a la bondad que emana de su persona. Como el corderito recién empieza su vida, Blake recuerda al niño Jesús y establece que la vida en la tierra, tanto para el yo poético como para el tierno cordero proviene de  Cristo, agrega una reminiscencia al bautismo, como el origen inocente de los hombres en el Cristianismo, el poema como loa a Cristo tiene aparte tinte bucólico.

Se destaca en estos versos la bondad y dulzura del mundo, pues el cordero puede pasear por un arroyuelo de agua dulce y beber el hidromiel, licor a base de miel conocido desde la época de los Vedas. Blake dedicó un amplio espacio de su obra a lo sagrado, dotándole de un lirismo que alude a conceptos de las Sagradas Escrituras. Se puede tomar estos versos como la etapa mística de Blake, reflejo de su sentimiento cristiano en el arte. Lo sagrado fue en Blake motivación de la ficción, búsqueda de paz y expresión de su ethos cristiano que nunca dejó.

"Corderito"

"Corderito"

Conclusión
Este poema alude a la imagen de Cristo como Cordero de Dios, y destaca la bondad de la creación que se puede contemplar y percibir en la inocencia de un cordero que el yo poético encuentra en el campo y es motivo de versos sublimes de alegría y piedad.

Lectura del poema | ‘El Cordero’, de William Blake en Poemaseninglés

Imágenes:

Blake: Duesentrieb en Wikipedia

corderito en Canonistas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...