‘El hombre tiene dolor’, de Philip Lamantia

Philip Lamantia muestra sus preocupaciones metafísicas por la lucha arquetípica del bien y el mal en su poema el hombre tiene dolor, donde la mano maléfica personifica la intervención diabólica que se vale de un doble negativo del hombre para privarlo del acceso a la verdad; sin embargo el ser humano tiene las armas del entendimiento para conocerla, aprehenderla y alcanzar la iluminación espiritual.

Philip Lamantia (1927-2005) poeta beat y surrealista, escribe un poema dedicado a la influencia del mal en la vida del hombre, como su libre albedrío es fuente de dolor para él, el mal no es sólo la tentación, también la enfermedad y el dolor que disminuyen la vitalidad del hombre, haciéndole sentirse pequeño. Todo el mal que ocurre como contingencia en el mundo físico aparece como la mano maligna en este poema titulado el hombre tiene dolor, título que revela las preocupaciones metafísicas de Lamantia.

Este escritor fue controvertido por su vida gay, su bronca con Bukowski y algunos poemas suyos de poca calidad que fueron del montón de la poesía beat, sus malos poemas fueron expresión del disparate en poesía por el apuro en componer. Sin embargo, el hombre tiene dolor instala la tensión y suspenso que corresponde a la presencia del mal en la tierra y al acecho que representa para el género humano. Como rasgo de la espiritualidad beat, estos poetas buscaron combatir el mal también.

El doble del hombre

El hombre tiene su doble en su caída en el mal, cuando actúa sin piedad no se reconoce y tampoco cuando está disminuido por el mal de la enfermedad. Al hombre lo acechan su doble, es decir su impulso maléfico y la mano maléfica que corresponde a la intervención del demonio y de la enfermedad. El doble es malo, no quiere que el hombre alcance la verdad que viene hacia él en forma de diez globos brillantes, la verdad es el ser, redondo, esférico, acabado y completo.

La mano maléfica lanza los globos al aire cuando se acercan a la ventana o entendimiento del hombre, el doble también participa para evitar la llegada de la verdad que iluminaría al hombre, usando una red de aire invisible que los atrapa. Sin embargo, el hombre tiene armas, que son diez clavos brillantes para pinchar cada uno de estos globos y hacer que surja la verdad. El doble es desconocido para el hombre, pero ambos interactúan, es su lado susceptible a la tentación, al dolor y la enfermedad.

El doble también es un tópico de la literatura, en algunas obras, el doble corresponde a otra edad de la que tiene actualmente el hombre, también es una forma de presentar variables en el relato, como si lo que viviese el doble fuera una vida en borrador del protagonista. Y el doble es desconocido también por la teoría de la antimateria, que implica que el contacto entre un hombre u objeto empírico con su duplicado de un universo paralelo, produciría la desintegración absoluta de ambos.

La mano maléfica

Esta mano corresponde a la intervención diabólica, fuente de la tentación como deformación del yo y de la enfermedad del espíritu por ceder al impulso maligno. Esta mano maléfica es una fuerza superior al hombre y también es la simbiosis del mal encarnado en el cuerpo humano. El mal se reconoce como deseo descontrolado por el poder, lo que exige una moral abierta y despreocupada de códigos de conducta que busquen la equidad entre los hombres, esta mano lleva al hombre a su caída.

Esta mano maléfica juega con la verdad, la desvía de la ventana del hombre, la tuerce y corrompe. La verdad está representada por globos brillantes en alusión al poema del ser de Parménides de Elea, quien la suponía una esfera, por donde el mal o no ser no podría entrar. El mal es el desconocimiento, la rebaja del hombre, su dolor en el mundo, como respuesta a su inseguridad por sentirse subordinado a fuerzas ajenas a su voluntad que le tientan y le separan de la verdad, actualizada como iluminación en el imaginario beat.

El beat es un sujeto que se enuncia desde la derrota, así al luchar contra el poder de los medios, del capitalismo, el consumismo, la represión de las fuerzas del orden y la marginación de los círculos académicos, Lamantia resalta la visión de la vida como dolor, miseria y tentación; pero también como una lucha por conocer al doble para dominarlo y llegar a la verdad, resistiendo a las fuerzas del mal. El hombre es sensible a la verdad, a el le corresponde no caer en el embote de su sensibilidad con el mal.

El dolor

El sufrimiento, la angustia y el dolor de la enfermedad o el arrepentimiento por caer en el mal es un estado vital. Los beat buscaron elevar la calidad de vida del pueblo norteamericano comunicándoles la espiritualidad oriental. Lamantia cree que el sufrimiento es la actualización del mal como limitación del hombre. El sufrió la condena social al gay, también la dificultad de elevar la poesía beat, la que siempre adoleció de brillo académico y solo tiene algunos momentos destacados.

La mano maléfica y el doble son responsables de la caída del hombre, la mediocridad del mal produce sufrimiento en el cuerpo y conciencia humanos. La lucha arquetípica entre el bien y el mal tiene carácter doméstico, todo ocurre en una casa, en las aberturas de esta como la ventana y la puerta. La casa es el espacio personal del hombre, también su centro de conocimiento y reforzamiento de su ethos. Si el hombre sufre fuera de su casa, llevará el dolor a ella, como consecuencia de la continuidad de su vida.

El dolor es un estado vital negativo, que todos conocemos en diferentes escalas y circunstancias. En este poema, el mayor dolor consiste en estar privado de la verdad, de su poder de iluminación y redención del hombre por el conocimiento. El dolor puede nublar el entendimiento porque absorbe la vitalidad, se impone, se actualiza más pronto en el presente que el gozo, incluso dura más. El placer en actividades positivas es análogo al placer de contemplar el absoluto, que solo dura instantes.

Conclusión

Philip Lamantia compone un poema metafísico, que actualiza la visión del beat como sujeto derrotado, pero aún no rendido, en busca de la verdad y la iluminación que pueden cambiar para mejor la calidad de vida de la colectividad. El enemigo es el mal que produce dolor, que vuelve al hombre su doble mezquino, mediocre. La salida está es buscar la verdad, aún desde la contingencia con las armas del entendimiento, que en última instancia se apoyan en la naturaleza espiritual del hombre guiada al bien.

Lectura del poema | ‘El hombre tiene dolor’, en Poemas en inglés

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...