‘Es cierto que llueve en Londres’, de Louis Calaferte

‘Es cierto que llueve en Londres’, de Louis Calaferte es un poema que enuncia dos verdades que tienen el mismo grado de evidencia para el yo poético: la lluvia cotidiana en Londres y el hecho de haber seguido a su amada hasta allá, ya que ella es el tú con el que se establece la conexión al final del texto artístico.

"Louis Calaferte, poeta en lengua francesa nacido en Italia."

"Louis Calaferte, poeta en lengua francesa nacido en Italia."

Louis Calaferte (1928-1994) fue un poeta que privilegió el Eros en sus versos, superponiéndole aún sobre las
imagénes y situaciones cotidianas. En su poema ‘Es cierto que llueve en Londres’, Calaferte enuncia una visita a Londres en pos de la amada del yo poético, así la certeza de su seguimiento va pareja a la de la lluvia cotidiana en Londres, cuyos efectos son descritos en los versos del poema, como auyentar a la gente de las calles y hacer que los puentes se aburran por quedar vacíos, o que su visión semeja lentejuelas brillantes que adornan la ciudad, como si fuese un vestido de fiesta.

La lluvia es cotidiana pero hermosa, puede incomodar a unos y deleitar a otros. La ciudad es vista como a través de un velo que la hace irreal y huidiza, pues sus formas no se ven con claridad. Por otro lado, la gente se uniformiza al usar paraguas, porque de lejos se divisan las cúpulas de estos objetos. La lluvia suma gris, por reunir su propia sombra con las sombras de las personas. El poema expone una verdad grande, la de la realidad de la lluvia para enunciar que también es otra verdad el hecho de que el yo poético ha seguido a su amada.


Dos verdades constatadas en la busca de la amada

"Louis Calaferte"

"Louis Calaferte"

El yo poético parte por expresar cierto tedio, ‘ennui’ o spleen baudeleriano, para luego subordinarlo a la busca de la amada, al hecho de haberla seguido de Francia a Londres, donde llueve todo el año. Dos verdades son enunciadas con sinceridad, al mismo tiempo, para que la verdad principal del Eros no pueda ser negado por el tú o la amada. Hay un cotejo de la realidad del entorno, pues las nubes están atadas de hollín por el smock de la ciudad. Como correlato del tedio del yo poético, el cielo se presenta moribundo e hipocondriaco.

El título connota la intención de enunciar una verdad más importante para el yo poético, con el mismo grado de certeza: ‘Es cierto que llueve y es cierto que te he seguido’. Mientras la ciudad se queda vacía en la representación que le hace el poema, hay una mayor sensación de intimidad entre el tú y el yo del poema. El yo dice que tan cierta es la lluvia para que su amada le crea que la sigue queriendo y por eso la ha seguido. El poema patenta al final la conexión entre la amada y el yo poético, para que venga como consecuencia de las dos verdades que van juntas.

Conclusión
La verdad cotidiana de la lluvia en Londres es preámbulo y marco de una verdad íntima entre el yo poético y su amada, destinataria del poema. El inicio que denota tedio expresaría la búsqueda de la amada con pocas probabilidades de éxito, mientras el final connota la certeza del acercamiento entre el tu y el yo.

Lectura del poema | ‘Es cierto que llueve en Londres’, de Louis Calaferte en Poemasenfrancés

Imágenes:

Louis Calaferte en Aikotoba

Louis Calaferte en Pleade.bm-lyon.fr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...