Viajar con Julio Verne

Fórcola Reedita ‘Claudius Bombarnac. Corresponsal de ‘El Siglo XX’, una de las novelas menos conocidas del grupo de ‘Los viajes extraordinarios’.

Los escritores son, desde siempre, grandes viajeros y muchos de los lugares que visitan les sirven después como escenario para sus libros. Por ejemplo, Robert Louis Stevenson vivió en Samoa y aquellos paisajes de la Polinesia ambientan sus ‘Relatos de los mares del sur’. O Joseph Conrad fue marino mercante y visitó, entre otras muchas tierras, el Congo dominado por el Rey Leopoldo II de Bélgica, experiencia que reflejaría en ‘El corazón de las tinieblas’, uno de los mayores alegatos contra el Imperialismo que se hayan escrito.

Pero no siempre han estado en los lugares que aparecen en sus novelas. De hecho, en algunos casos sería imposible y el mejor ejemplo de ello quizá sea el francés Julio Verne (Nantes, 1828-1905), autor prolífico entre cuyas obras hay un amplio grupo denominado ‘Los viajes extraordinarios’. Son sesenta relatos y recorren medio mundo, algunos tan conocidos como ‘Cinco semanas en globo’, ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’ o ‘Miguel Strogoff’. Sin embargo, la que ahora recupera Fórcola Ediciones no es de las más populares: ‘Claudius Bombarnac. Corresponsal de ‘El Siglo XX’.

Y es que Verne poseía una portentosa imaginación, además de gustar de documentarse para sus obras. Es sobradamente conocido que en ellas anticipó muchos avances que hoy nos parecen cotidianos pero en su tiempo aún no se habían descubierto o inventado, como el submarino, el helicóptero o las naves espaciales. Lo que se sabe menos es que, desde muy joven, fue un ávido lector de libros científicos. De hecho, cuando su padre lo envió a estudiar a París, además de divertirse, pasaba días enteros en las bibliotecas de la ciudad del Sena. Fue por entonces cuando se inició en la Literatura. Pero, curiosamente, no lo hizo en la novela, género que lo haría famoso sino en el teatro. Con veintidós años y gracias a la influencia de su amigo Alejandro Dumas, estrenó la comedia ‘Las pajas rotas’. No obtuvo demasiado éxito pero le sirvió para empezar a ser conocido en el mundillo literario.

La primera novela que publicó fue ‘Cinco semanas en globo’, que es igualmente la que inicia la serie ‘Los viajes extraordinarios’. Tras ella y a lo largo de cuarenta años vendrían otras como ‘La vuelta al mundo en ochenta días’, ‘Los hijos del capitán Grant’ o ‘La isla misteriosa’ hasta -como decíamos- completar un total de sesenta obras que lo convertirían en el narrador de aventuras por excelencia.

Por su parte, ‘Claudius Bombarnac. Corresponsal de ‘El Siglo XX’, narra el viaje del protagonista desde Tiflis hasta Pekín, al ser enviado por su periódico para que cuente en una serie de artículos sus impresiones y experiencias. Sin embargo, lo que aparenta ser un trayecto placentero se convierte en una verdadera aventura, especialmente a bordo de un tren donde descubre el Tesoro Imperial Chino, que algunos intentan robar, y entabla amistad con Kinko, un joven que viaja de una forma insospechada. Además, otros muchos personajes conforman el mosaico que Bombarnac se encuentra en su periplo. Destaca entre ellos el barón de Weisschnitzerdörfer, que, con su impronunciable nombre, trata de dar la vuelta al mundo en sesenta y seis jornadas. Con él, Verne se autoparodia pues resulta fácil identificar a este estrafalario individuo con el Phileas Fogg que protagoniza ‘La vuelta al mundo en ochenta días’.

Esta novela viajera o viaje novelado contiene todos los ingredientes con que el escritor francés dotaba a este tipo de relatos: Lugares exóticos, descripciones de paisajes, personajes de toda índole y, sobre todo, aventura e intriga, sin faltar el ingrediente sentimental. A todos los seguidores de la obra del genio de Nantes ?jóvenes y no tan jóvenes-, sin duda, no les defraudará ‘Claudius Bombarnac. Corresponsal de ‘El Siglo XX’.

Fuente: Julio Verne.

Fotos: Sam Howzit

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...