‘El invierno en Lisboa’, de Antonio Muñoz Molina

La novela negra tradicional ha dado lugar en los últimos tiempos a una nueva modalidad de la misma en la que el argumento tiene menos importancia, cediendo ésta a los personajes y ambientes, así como a otras artes, como la música o el cine. Una de las mejores obras de esta nueva tendencia es ‘El invierno en Lisboa’, de Antonio Muñoz Molina, que viene a ser un homenaje al Jazz y a los escenarios en que acostumbra a desenvolverse.

La novela negra más tradicional ha sufrido un giro en los últimos tiempos. Generalmente, entendemos el género como aquellas narraciones en que suceden uno o varios crímenes y un detective protagonista los investiga, afrontando aventuras y peripecias. Pero, sin que este esquema argumental haya desaparecido, pues sigue vigente en muchas obras, hoy, el género presenta una interesante variación.

Se trata de novelas en las que la trama –con asesinatos y detective o sin ellos- es lo menos importante. Lo realmente destacable es la creación de ambientes y personajes y, muy especialmente, la unión en perfecta simbiosis de la literatura con otras artes como la música o el cine características de ese género.

Una calle de Úbeda, ciudad natal del escritor

Una calle de Úbeda, ciudad natal del escritor

Estas obras, a ojos de los no iniciados en estas disciplinas, corren el riesgo de parecer un tanto monótonas e incluso aburridas, pero no es así. Sencillamente, se trata de otro tipo de narración, en la que el argumento ejerce un papel secundario.

Una de las novelas recientes más logradas en este sentido es ‘El invierno en Lisboa’, de Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 1956), un excelente escritor con una producción muy importante, tanto en cantidad como en calidad y que precisamente el próximo otoño publicará su última obra, al parecer titulada ‘La noche de los tiempos’.


‘El invierno en Lisboa’ (1987) constituye, por encima de su hilo argumental, un homenaje al Jazz. Nos presenta a Santiago Biralbo, un pianista que malvive tocando en clubs canciones de este género musical. Un buen día, aparece en su vida una mujer llamada Lucrecia de la que se enamorará. A la persecución por parte del marido de ésta, se une la búsqueda de un cuadro de Cézanne desaparecido y la intervención de un grupo ultraderechista que trafica con arte robado, cuyo cabecilla, Toussaints Morton, no duda en aplicar los métodos más expeditivos para alcanzar sus fines.

Recital de jazz

Recital de jazz

Pero, como decíamos, ‘El invierno en Lisboa’ es un homenaje al Jazz. A lo largo de la obra, no sólo nos parece encontrarnos entre el alcohol y el abundante humo de tabaco propios de esos locales, sino que creemos escuchar un recital de esas canciones míticas que constituyen lo mejor del género. Y, junto a ello, extraordinarias descripciones de la capital portuguesa.

Sin duda, se trata de una excelente novela, muy bien escrita y de gran calidad –Molina es un maestro en el manejo del lenguaje-. No obstante, como señalábamos, para aquellos que gusten de narraciones trepidantes y plagadas de aventuras, puede resultar un tanto espesa e incluso aburrida.

Fotos: Úbeda: Donadiense en Wikipedia | Recital de jazz: ChrisiPK en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...