‘Ella, que lo tuvo todo’, de Ángela Becerra

Ángela Becerra es ya una autora bastante conocida. Ha publicado un libro de poemas y varias novelas. En la que acaba de aparecer, ‘Ella, que lo tuvo todo’, realiza una reflexión sobre el sentido de la vida y la felicidad, con una prosa sensual y conmovedora.

En este mundo deshumanizado en que vivimos, en el que cada uno va a su aire, es inevitable que el escritor reflexione sobre el discurrir de la vida, sobre los éxitos y los fracasos, y sobre el sentido de la existencia. Se trata de una nueva suerte de existencialismo no transcendente, sino cercano y asentado en el día a día.

Portada de la novela

Portada de la novela

La desazón ante una realidad vacía, la sensación de fracaso vital, el replanteamiento de los proyectos personales o la sensación de soledad llenan páginas y más páginas de los libros que hoy se editan.

Por este camino discurre, a nuestro modo de ver, ‘Ella, que lo tuvo todo’, de Ángela Becerra (Cali, Colombia, 1957). Publicista de éxito, Becerra decidió abandonar su trabajo en el año 2000, para dedicarse a su pasión: la escritura. Fruto de este valiente giro han sido ya varios libros de no escaso éxito, que le han proporcionado premios como el Azorín, en 2005, y el Iberoamericano Planeta-Casa de América de Narrativa, en 2009.

Desde el volumen de poemas ‘Alma abierta’ ha dado a la luz novelas como ‘De los amores negados’, ‘El penúltimo sueño’ y ‘Lo que le falta al tiempo’ y, ahora, aparece ‘Ella, que lo tuvo todo’ (Editorial Planeta, 2009).


Es éste un relato de cierta extensión -424 páginas- que nos presenta a una mujer, Ella, que se dedica a la literatura. Pero, tras sufrir un grave accidente, deja de escribir. En plena crisis de identidad, emprende un viaje a la ciudad del arte, a Florencia, en busca de una historia que le contó su padre y que ella espera le inspire una novela y le devuelva, así, su fuerza para escribir.

Una vista de Florencia

Una vista de Florencia

Allí trabaja restaurando libros y visita, cada tarde, una antigua librería en el Mercato Nuovo, donde se encuentra con su dependiente, un hombre tan solitario y misterioso como ella. Pero pocos saben que lleva una doble vida: en su afán por salir de su apatía vital, crea un personaje enigmático, una suerte de cortesana, ‘La Donna di Lacrima’, que recibe en un lujoso piso a hombres solitarios que le cuentan sus penas y buscan su cuerpo.

Como vemos, nos encontramos ante un personaje –desconocemos si autobiográfico- que ha perdido su camino vital y se halla desnortado en un mundo hostil. Por ello, busca encontrar el verdadero sentido de su vida y lucha por hallar la felicidad. Se trata, en suma, de un conmovedor relato cargado de sensualidad y bastante bien escrito, aunque, a nuestro juicio, demasiado extenso con relación a su argumento.

Fotos: Portada: tomada de la librería on line de El Corte Inglés | Florencia: Shizhao en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...