‘En tierras bajas’, de Herta Müller, denuncia de la discriminación étnica

La novelista Herta Müller, Premio Nobel de Literatura en 2009, vivió en carne propia la discriminación a que eran sometidos los germanos de Rumanía bajo la dictadura comunista de Ceaucescu. Y toda su obra ha sido una constante denuncia de ello. Los relatos agrupados en el volumen ‘En tierras bajas’ son una excelente muestra.

Herta Müller

Herta Müller durante una entrevista

Entre los grandes errores cometidos por los dirigentes tras las dos guerras mundiales, uno de los más graves fue el reparto arbitrario de territorios entre distintos países sin tener en cuenta a las etnias que en ellos residía. Con esto, además de subyugar a millones de personas, crearon una constante fuente de conflictos que desencadenó, por ejemplo, la reciente Guerra de la antigua Yugoslavia.

Algo parecido se hizo con Rumanía, bajo cuyo estado quedó sometida una importante bolsa de población suaba, es decir, de etnia germana, que además sufrió una dura represión tanto por parte de los invasores soviéticos como, posteriormente, del propio gobierno de Bucarest.

A este grupo pertenece la novelista Herta Müller (Nitchidorf, Rumanía, 1953), Premio Nobel de Literatura en 2009 y que constituyó una de las voces más críticas que se elevaron en el país contra el tiránico gobierno de Nicolae Ceaucescu. Por ello, fue represaliada y detenida en varias ocasiones por la Securitate (policía secreta del régimen) y su obra censurada. Finalmente, en 1987, emigró a Alemania junto a su marido, el también escritor Richard Wagner. Allí, paulatinamente, ha ido adquiriendo el reconocimiento literario y humano, hasta culminar en el Nobel de 2009. En su obra, se aprecian influencias de ‘Pedro Páramo’, del mexicano Juan Rulfo, pues a la denuncia social y política, añade elementos legendarios y míticos.

Así se observa ya en su primera obra, titulada ‘En tierras bajas’ y que apareció en 1982. A través de los ojos de una niña, se nos presentan diversas escenas aparentemente costumbristas acerca de la vida de los suabos pero bajo las que late una honda crítica a la sociedad rumana de la época, que condena a la miseria a amplios grupos y reprime toda libertad. Al tiempo, la escritora aprovecha para resaltar el papel de la mujer, que ejerce como ama de casa y, al tiempo, trabajadora y que, sin embargo, se halla sometida a mayor sumisión incluso que el hombre.

Escasamente importante es encasillar genéricamente la obra, pues, si bien se suele calificar como un conjunto de relatos, igualmente podría hacerse como una novela, ya que el sentido último de todos los cuadros que se presentan es el mismo: la denuncia de la discriminación racial y política de la minoría germana en Rumanía y, en sentido más amplio, el ataque frontal a la dictadura comunista existente por entonces allí. Todo ello, sin embargo, con una prosa poética que a veces se aproxima a lo onírico.

Fuente: Nobel Prize.

Foto: Das Blaue Sofá.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...