La habitación roja, Edogawa Rampo

Edogawa Rampo (1894-1965) es el fundador de la novela policíaca japonesa. Muy, pero que muy inspirado en autores occidentales como Maurice Leblanc y Conan Doyle, su nombre de escritor es en realidad la transposición fonográfica en japonés de Edgar Allan Poe, uno de sus ídolos.  Padre de la literatura de terror japonessa, en su obra nos encontramos con la crueldad, el erotismo y el misterio que han sido las características de la literatura que ha dado a conocer a muchos autores del país del puntazo rojo.

Edogawa Ranpo

Edogawa Ranpo

Para ir abriendo boca os contamos algunos de los temas de las cinco novelas que ha publicado: una joven mujer que viola a su marido antiguo funcionario del ejército y que se ha convertido en un auténtico estorbo para ella, sordo y mudo. No hay nada vivo en su cuerpo ya, solo su mirada.

Un hombre muy feo se instala en una butaca que ha fabricado él mismo para poder acariciar las jóvenes mujeres que se sienten en él.

Un hombre confiesa unos crímenes que no pueden ser juzgados por la ley; se las arregla siempre para que se crea que pretende salvar a la víctima: ¡grita Atención! a una vieja dama que cruza un paso a nivel; ésta se para y es atropechada.

Un sonámbulo confiesa el asesinato que cometió en una crisis a un misterioso personaje que parece conocer…

Por último, dos estudiantes van en busca de los ahorros de un ladrón…



El encanto de estas novelas, es en primer lugar el arte que tiene el autor para sorprendernos con los temas que trata. Edogawa nos regala, como buen contador de historias, una pequeña moraleja al final de las mismas. Nos lleva en barca y nos tira al mar cuando le apetece, lo malo es que siempre nos sorprende. Al tomar por sorpresa al lector, el autor se burla también de sus personajes que suelen descubrir el engaño normalmente al mismo tiempo que el lector.

Portada del libro "Relatos japoneses de misterio e imaginación", publicada por Editorial Jaguar

Portada del libro "Relatos japoneses de misterio e imaginación", publicada por Ediiciones Jaguar

Según Edogawa, el crimen, la falta es en primer lugar un hecho estético: cada protagonista se ve metido en un mundo de ilusión, una especie de espectáculo que es la vida. En ese sentido, uno de los relatos que hoy os ofrecemos: “La habitación roja” es muy significativa: el criminal cuenta sus crímenes en un auténtico escenario de teatro, el narrador habla de prestidigitación… ¿No es un arte parecido a la prestidigitación enganchar a unos lectores tras una trama compleja de intrigas?

Otra de las obras interesantes es “La oruga“, que cuenta con un estilo auténticamente japonés: la lucha hombre-mujer, vida-muerte, eros-thanatos..

Un autor a descubrir, para los que os hayáis quedado con ganas de leer algo del autor, os recomendamos que echéis un ojo al relato “La habitación roja”, que se puede leer online gracias al trabajo de los chicos de Libros de Regalo.

Para quienes quieran ampliar información sobre el autor cabe decir que la Editorial Jaguar publicó hace tiempo “Relatos Japoneses de misterio e imaginación”, en el blog Décima Víctima hicieron una entrada muy interesante sobre el mismo.

Imagen: Edogawa Rampo por autor desconocido en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...