‘La hija del ministro’, de Miguel Aranguren

A lo largo de la Historia de la Literatura ha habido algunos ‘niños prodigio’. Quizá éste sea el caso de Miguel Aranguren, pues publicó su primera obra con diecinueve años y, ahora, con tan sólo treinta y ocho, ya cuenta con diez. En ‘La hija del ministro’ muestra un retrato coral de la España de la Segunda República, apoyado en el hilo argumental de la vida de Elvira Bossana.

La Historia de la Literatura muestra no pocos casos de ‘niños prodigio’. Es proverbial el caso del poeta francés Arthur Rimbaud, que con diecinueve años ya había publicado prácticamente toda su obra y abandonó poco después la literatura. Son autores que muestran una temprana madurez literaria y un excepcional talento.

Portada de la obra

Portada de la obra

No sabemos si a Miguel Aranguren (1970) se le puede considerar así, pero es indudable que un escritor que publica su primera obra con diecinueve años y que, desde entonces, cuenta con una decena de libros, no dista mucho de serlo.

Y no ha recorrido un camino fácil, pues ha ido ganando poco a poco lectores, de modo muy especial tras su penúltima novela, ‘La sangre del pelícano’, que ha constituido un best seller y que trata temas esotéricos aunque diametralmente opuestos en cuanto a calidad y contenido a las obras en boga. Anteriormente, había dado a la luz obras bastante estimables, como ‘Monzón sobre Bombay’, ‘La sombra del cóndor’ o ‘El mirador del valle’.

Ahora, La Esfera de los Libros publica su última creación, ‘La hija del ministro’ (2009), una novela histórica ambientada en la época de la Segunda República española. En ella se recurre al ardid literario del manuscrito encontrado, recurso que se remonta, al menos, hasta Cervantes.


Cuando fallece Elvira Bossana en su mansión de Las Arenas, Nelsy, la última joven que cuidó de ella, encuentra unos cuadernos autobiográficos de la anciana.

Miguel Aranguren

Miguel Aranguren

Esta misteriosa mujer siempre había ido acompañada de una leyenda que le atribuía un amor inconfesable y, ahora, a través de los manuscritos, quizá sea desvelado. Así arranca la obra.

Los textos encontrado nos traslada al Madrid de los años veinte. Elvira es hija de un ministro del Rey Alfonso XIII y lleva una vida aristocrática. Pero, pronto, la proclamación de la República cambiará radicalmente su existencia. Viendo como su vida se desmorona, se aferrará a una pasión que modificará su futuro. En aquellos tiempos convulsos, el amor de Elvira y Ventura se complicará con los odios desencadenados y el estallido de la Guerra Civil.

Pero, tras este argumento pasional, se esconde una obra coral, por la que transitan un sin fin de personajes. Escrita con técnica realista, es de interés, asímismo, el costumbrismo presente en sus páginas, que muestra la vida española de aquellos dramáticos años. Se le ha achacado a Aranguren que ha escrito una obra demasiado clásica, pero, ¿Es malo el clasicismo? ¿No es Galdós un clásico?

Fotos: Portada: tomada de la web de la editorial | Miguel Aranguren: tomada de la web de la editorial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...