‘Los gozos y las sombras’, de Gonzalo Torrente Ballester

No hace mucho tiempo, un escritor podía pasarse años publicando obras sin que nadie lo leyera. Esto le ocurrió a Torrente Ballester durante tres décadas, hasta que ‘La saga/fuga de J.B. lo rescató del anonimato. Posteriormente, se popularizaron también otras obras suyas, como la trilogía ‘Los gozos y las sombras’, magistral retrato de la Galicia previa a la Guerra Civil, con sus caciques y conflictos sociales.

En tiempos en que el marketing y la publicidad no lo dominaban todo, como ocurre ahora, un escritor corría el riesgo de estar años publicando libros sin ser conocido por el gran público. Sus obras se editaban, pero iban a parar directamente a oscuras estanterías, a ‘cementerios de libros olvidados’ que nadie frecuentaba.

Busto en honor a torrente Ballester

Busto en honor a torrente Ballester

Esto es lo que le sucedió a Gonzalo Torrente Ballester (El Ferrol, 1910-1999), quién, tras intentar hacer carrera como dramaturgo, tuvo que renunciar para dedicarse a la narrativa. Desde 1943 hasta 1972, publicó nueve novelas, que pasaron con más pena que gloria y, cuando pensaba renunciar, le alcanzó el éxito con ‘La saga/fuga de J. B.’, la cual, curiosamente, dista mucho de ser su mejor creación, pues es un mero ejercicio experimental.

Por el contrario, en ese periodo había publicado obras de mucha mayor talla, como ‘Javier Mariño’, ‘El golpe de estado de Guadalupe Limón’ y, sobre todo, la trilogía de ‘Los gozos y las sombras’.

Compuesta por las novelas ‘El señor llega’ (1957), ‘Donde da la vuelta el aire’ (1960) y ‘La Pascua triste’ (1962), esta trilogía es, a nuestro juicio, lo mejor que ha salido de su pluma. Constituye un retrato de la sociedad gallega de preguerra, analizada certeramente a través de sus enfrentamientos.


Carlos Deza, psiquiatra, regresa del extranjero a su tierra, Pueblanueva, una pequeña villa marinera que, asímismo, cuenta con un astillero. Pertenece a la familia de los ‘Churruchaos’, antiguos caciques de la zona. Pero, en su ausencia, Cayetano Salgado, dueño del astillero, ha ocupado ese lugar. El conflicto no se hace esperar. La hermana de Carlos, doña Mariana, le exige que ocupe el lugar que siempre les ha correspondido, pero él, hombre de mundo, desea permanecer ajeno a conflictos rurales. De otro lado, Cayetano teme por su hegemonía y se enfrenta al recién llegado. Para acabar de complicar las cosas, Rosario, amante del nuevo cacique, mantiene relaciones con Carlos.

Vista de la ría de Ferrol, ciudad natal de Torrente

Vista de la ría de Ferrol, ciudad natal de Torrente

A lo largo de la obra se nos presenta el enfrentamiento entre ambos señoritos, que no augura nada bueno. Pero, además somos testigos del modo de vida de Pueblanueva, extrapolable a cualquier zona rural de Galicia, en donde nada ni nadie se mueve sin orden del cacique de turno, así como de los conflictos sociales que precedieron a la guerra.

La novela se circunscribe estrictamente a los límites del realismo y está muy bien escrita. En 1982, Televisión española rodó una serie basada en esta trilogía, con una factura bastante aceptable.

Fotos: Busto de Torrente: Erreka en Wikipedia | Ría de Ferrol: Lmbuga en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...