‘Sobre héroes y tumbas’, de Ernesto Sábato

Escribir una novela no consiste solamente en crear un buen argumento. De hecho, desde hace unas décadas, viene desarrollándose un tipo de narrativa en la que la anécdota es lo de menos. Son obras que se centran en exponer las inquietudes del autor acerca de la condición humana y su papel en el mundo. Uno de los maestros de esta novelística es Ernesto Sábato, quién, en ‘Sobre héroes y tumbas’, reflexiona sobre la cara oculta del ser humano y, a la vez, sobre la Historia argentina.

Escribir una novela no es sólo narrar una historia. Frente a esta forma de relato tradicional, se ha ido desarrollando en las últimas décadas otro tipo en el que la anécdota es poco importante, es una mera excusa para exponer las preocupaciones y problemas existenciales del escritor, su forma de entender el mundo o su visión pesimista del ser humano.

Ernesto Sábato

Ernesto Sábato

Se trata de un tipo de narrativa fuertemente intelectualizada, de no fácil comprensión por lo abstracto de sus tesis y lo complejo de sus conclusiones. Podríamos calificarla como novela ‘filosófica’, pues se halla a medio camino entre ésta y la literatura.

Uno de los grandes maestros de este género en la literatura hispanoamericana es el argentino Ernesto Sábato (Rojas, Buenos Aires, 1911). Este investigador –estudió Física- que conoció el Surrealismo en París, decidió un buen día dar un giro a su vida y dedicarse a la literatura y a la pintura, disciplinas en las que veía un mejor camino para exponer sus preocupaciones vitales. Hoy es un auténtico referente moral, tras presidir la Comisión Nacional de Personas Desaparecidas en Argentina.

Desde entonces, ha dado a la luz algunas obras magistrales que ahondan en el sentido profundo de la existencia humana: ‘El túnel’, ‘Sobre héroes y tumbas’ o ‘Abbadón el exterminador’.


‘Sobre héroes y tumbas’ fue publicada en 1961 y constituyó, en ese momento, una novedad absoluta en la narrativa hispanoamericana. Es difícil exponer su argumento, puesto que engloba varias historias a lo largo de sus páginas.

De una parte, tenemos la tortuosa relación entre el joven Martín y Alejandra Vidal Olmos, marcada por la predisposición a la locura de la familia de ella. Por otro, se nos presenta la decadencia de esta familia perteneciente a la oligarquía argentina, con la relación incestuosa del padre con Alejandra y el asfixiante ambiente que ello produce. Entre todo esto, se intercala el relato de la muerte del general Lavalle y el traslado de su cuerpo al exilio, con las lógicas reflexiones sobre la historia argentina.

Sábato entregando a Alfonsín el informe de la Comisión Nacional de Personas Desaparecidas

Sábato entregando a Alfonsín el informe de la Comisión Nacional de Personas Desaparecidas

Y, junto a ello, Sábato incluye en la obra el titulado ‘Informe de ciegos’,  que puede leerse como independiente y que supone, por su carácter surrealista y onírico un ejercicio intelectual al que pueden darse varias interpretaciones.

Como vemos, se trata de una obra altamente compleja. En síntesis, podríamos decir que viene a ser una indagación en la conciencia del hombre en cuanto a su relación con el mundo exterior, por una parte, y, por otra, una muestra de las obsesiones del autor, junto a una reflexión acerca de la Historia argentina.

Fotos: Ernesto Sábato: Claudio Elías en Wikipedia | Sábato con Alfonsín: Belgrano en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...