Aguirre el magnífico, una vida de novela para un personaje muy real

«Aguirre el magnífico» es la última novela de Manuel Vicent, Una particular biografía sobre el segundo marido de la Duquesa de Alba, un clérigo que renunció a sus votos por la mujer a la que amaba y uno de los personajes más curiosos de la aristocracia del último siglo en nuestro país.

“Aguirre, el magnífico”. Así se titula la última novela de Manuel Vicent que, en esta ocasión se sumerge en la vida de uno de los personajes más curiosos e intrigantes que ha tenido la reciente aristocracia española: Jesús Aguirre, el segundo marido de la Duquesa de Alba.

Decimoctavo duque de Alba, clérigo, teólogo y editor, Jesús Aguirre fue, en palabras del propio Vicent un «auténtico personaje» que a lo largo de esta particular biografía se refleja en los «espejos deformantes» de la España de la segunda mitad siglo XX.

Relata Manuel Vicent en las primeras páginas del libro cómo fue nombrado biógrafo oficial de Jesús Aguirre ante la presencia del rey Juan Carlos en un ágape tras otorgar el premio Cervantes al novelista Torrente Ballester. En aquel momento, Aguirre se abrió paso entre la multitud se acercó al monarca, se adelantó con Manuel Vicent y le dijo: «le presento a mi futuro biógrafo» y el Rey le respondió: «Coño, Jesús, pues como lo cuentes todo, vas aviado».

Esta escena, muchas veces repetida, es según Vicent, » totalmente cierta “para después asegurar que, tras aquella propuesta decidió tirar del hilo de una madeja que parecía no tener fin: la intensa vida de Jesús Aguirre.

Y todo es lo que ha contado el autor en Aguirre el Magnífico, aunque lo haya hecho de una manera velada, insinuada a veces, haciendo siempre gala de  un excelente dominio de la escritura que le permite jugar con el sarcasmo, el humor y la propia historia. Una novela con la que , dice pretende no haber «traicionado» la memoria de un amigo, al que consideraba «brillante» y un gran «personaje».

Según cuenta Manuel Vicent, Jesús Aguirre, hijo de madre soltera creció entre misas procesiones, concentraciones de Acción Católica y campamentos del Frente de Juventudes que le abocaron de laguna manera a convertirse en sacerdote. En 1951, ingresó en el seminario de Comillas no obstante, siempre estuvo acompañado en parte de una mentalidad marxista que caso poco bien con los ideales de la iglesia.

Años más tarde viajó a Alemania para estudiar teología, allí conoció al entonces profesor Joseph Ratzinger, actual papa Benedicto XVI y se empapó de la ideas de Theodor W.Adorno, Heidegger o Walter Benjamin. También allí, protagonizó escenas bucólicas compartiendo un baño de «prácticas ascéticas» en la Selva Negra con un compañero seminarista, «discípulo predilecto del joven profesor Joseph Ratzinger»

Tras abandonar Alemania, Aguirre llegó a Madrid un obtuvo un empleo de vicario en la Iglesia de la Universitaria y allí se «convirtió en una estrella», explica Manuel Vicent.

Además entre las amistades de Jesús Aguirre figuraban nombres como García Hortelano, Tierno Galván, Juan Benet o Javier Pradera. Todos se reunían en casa de la galerista Juana Mordó, una vez por semana.

«Era clérigo, inteligente y gran editor», señaló Vicent en una reciente entrevista a Europa Press, para continuar explicando que , años después Aguirre acabaría convirtiéndose en el marido de la duquesa de Alba que  quedo entre «fascinada» y «horrorizada» cuando lo conoció. «Le cayó fatal» explica Vicent en ese relato, pero meses más tarde ambos paseaban su amor y Jesús Aguirre empezó a «moverse a sus anchas por los salones de la aristocracia cañí«.

Finalmente,  el 16 de marzo de 1978, Aguirre se convirtió en decimoctavo duque de Alba y el día de su muerte fue enterrado en el panteón que la Casa de Alba posee en el convento de las madres dominicas en Loeches. «Allí consiguió escalar finalmente el héroe un gran sarcófago de mármol por cuya conquista luchó toda su vida».

Aguirre el magnífico acaba de ponerse a la venta en nuestro país de la mano de la editorial Alfaguara y está llamado a convertirse en uno de los libros de cabecera para todos aquellos que se sientan atraídos por la curiosidad que despierta un personaje que , como lo hizo Aguirre, supo escalara lo más alto de la jerarquía eclesiástica para después renunciar y convertirse en duque , por amor a una de las mujeres más poderosas de España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...