Edhasa publica ‘El descubrimiento de la lentitud’, de Sten Nadolny

Aunque no muy conocido fuera de Alemania, Nadolny ha recibido numerosos galardones literarios en su país. ‘El descubrimiento de la lentitud’ recrea las aventuras del explorador John Franklin, desaparecido en el Ártico a mediados del siglo XIX.

Ártico

Franklin desapareció en la inmensidad del Ártico

En el siglo XVIII aún quedaban numerosos lugares en el planeta por descubrir. A ello se consagraron científicos y aventureros en busca de fama. Muchas veces, el objeto de sus viajes eran lugares a medio camino entre lo real y lo legendario. Eso precisamente ocurría con el llamado Paso del Noroeste, una ruta desconocida que –según se decía- conectaba Asia y Europa de una forma mucho más rápida al acortar la distancia a través de una suerte de atajo.

A buscarla se destinaron numerosas expediciones e importantes cantidades de dinero. Uno de los exploradores que partió a descubrirla fue el marino británico John Franklin (Lincolnshire, 1786-1847) quién, al parecer, padecía un defecto congénito que le hacía percibir las cosas con más «lentitud» que los demás.

Sin embargo, ello no le impidió tener una vida aventurera y apasionante que nos relata, precisamente, el escritor germano Sten Nadolny (Zehdenick, 1942) en ‘El descubrimiento de la lentitud’, ahora publicado por la editorial Edhasa. Historiador de profesión, Nadolny abandonó la enseñanza para trabajar como director artístico en el cine. Su primera novela, de carácter autobiográfico, se titula ‘Netzkarte’ y narra sus andanzas a bordo del tren por el oeste de Alemania. Sin embargo, la obra que le dio fama fue ‘El descubrimiento de la lentitud’ que, pese a aparecer ahora en España, fue publicada originariamente en 1987. Y es que el autor no es muy conocido fuera de su país, aunque en éste ha recibido numerosos galardones como el Premio Jakob Wassermann o el Hans Fallada.

En ‘El descubrimiento de la lentitud’, acompañamos a John Franklin en sus numerosas aventuras: la Batalla de Copenhague en 1801, los viajes al Cabo de Buena Esperanza o a Australia acompañando a su tío o la participación en la Batalla de Trafalgar formando parte de la armada del almirante Nelson (quién por cierto alcanzaría gloria en la anteriormente citada).

Y, sobre todo, en sus expediciones al Ártico en busca del citado Paso del Noroeste. Incluso asistimos a los preparativos de la que sería la última: en 1845 y tras conseguir el almirantazgo, partió de Inglaterra con ciento veintiocho hombres repartidos en dos barcos, el HMS Erebus y el HMS Terror. Jamás se volvería a saber de ellos. Todo esto es narrado por Nadolny combinando la realidad y la ficción y con un estilo ameno que engancha al lector.

Fuente: Literaturportal Bayern.

Foto: Arcticroute.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...