Fácil de Matar

“Fácil de Matar” es el estreno de Maruja Torres en la novela negra, desarrollándola en Beirut, ciudad donde ella residió y en la que la protagonista, Diana Dial es, según la autora, “mi alter ego”.

Fácil de Matar, de Maruja Torres

La escritora y periodista Maruja Torres (Barcelona, 1943), cambia por completo su estilo literario para regresar, tras una breve pausa, al mundo editorial después de haber recogido grandes premios como el Nadal o el Planeta. Y lo hace con una novela en la que la autora ha querido dejar marcados los numerosos tintes biográficos. Según palabras de la literata “Diana Dial (la protagonista) es mi alter ego”.

Con Fácil de Matar, Maruja Torres ha querido reflejar entre sus páginas la vida que descubrió durante su etapa residencial en Beirut. Así, la protagonista de su nueva novela, que no de la primera pues Diana Dial ha aparecido en otras, también es una periodista retirada, pero que no pierde su instinto, y será este mismo sentido de búsqueda lo que le lleve a investigar la verdad, para así descubrir que historias hay detrás de un atentado que se produjo en la ciudad.

Tras instalarse en Beirut en 2006, el ambiente que allí se gestaba en el que un asesinato cuesta distinguirlo de entre un ajuste de cuestas o un fatídico desenlace familiar, fue lo que llevo a Maruja Torres a plantearse el cambio al género negro. Según la autora, esta novela es “un thriller y tiene que ser trepidante, y sobre todo debe entretener y ha de estar escrito con frases cortas y contundentes”.

Su llegada y amor por este país fue consecuencia de un desamor por su profesión, ya que estando allí, nadie le pidió que informara sobre lo que estaba sucediendo a pesar de trabajar para un medio. Así, poco a poco, fue desentendiéndose del periodismo para descubrir una nueva faceta de su vida que aún no había desarrollado: la novela negra.

La escritora de Fácil de Matar no descarta hacer más historias con este personaje, y asegura que le apetece darle un final feliz a su vida envejeciendo con este tipo de novelas. Esta ficción, basada en el cine de Hichcock, relata muchas de las situaciones que la propia prosista ha vivido. “Yo reflejo mundos, no me los invento, y eso le da veracidad a la novela” señaló Maruja Torres antes de afirmar que también en el país que adora, Beirut, crecen malos personajes, como en todas las historias, surgidos por no encontrar una forma pacífica de entender la política y los modos de vida de un país.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...