Debolsillo reedita ‘1984’, de George Orwell

Publicada a mediados del siglo XX, nos ofrece una visión apocalíptica del futuro (nuestra época), dominado por oscuros poderes que subyugan a los ciudadanos. Esta novela acuñó el concepto hoy popular de “Gran Hermano”.

'1984'

Portada de una edición de la novela

En la primera mitad del siglo XX, varios intelectuales alertaron del peligro de los totalitarismos a través de la Literatura. Sus obras presentan un mundo futuro regido por oscuros poderes que lo controlan todo, reduciendo la vida privada de los ciudadanos a la mínima expresión. Y todo ello disfrazado de libertad aparente y prosperidad ficticia. Es lo que se ha bautizado como ciencia ficción distópica o, sencillamente, distopía.

Tres grandes novelas representan la cumbre del género: ‘Un mundo feliz’, de Aldous Huxley; ‘Fahrenheit 451′, del recientemente fallecido Ray Bradbury y ‘1984’, de George Orwell, ésta última ahora reeditada por Debolsillo, sello perteneciente al grupo Random House Mondadori.

Eric Arthur Blair (Motihari, India, 1903-1950), verdadero nombre de Orwell, fue sin duda un visionario capaz de discernir el peligroso rumbo que estaba tomando la sociedad. Primero atacó los abusos del imperialismo británico, posteriormente denunció la mala situación de las clases más desfavorecidas y, por último, se enfrentó abiertamente a los totalitarismos de toda índole, especialmente al Stalinismo soviético. Una de sus máximas era que “en tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario” y, consecuente con ello, se propuso mostrar a la sociedad las mentiras del poder. Así, en ‘Días en Birmania’, critica ferozmente el papel de sus compatriotas británicos en los territorios bajo su dominación. ‘El camino a Wigan Pier’ es una suerte de crónica de la difícil situación de los mineros del norte de Inglaterra, muchos de ellos sin trabajo.

Por su parte, el ataque a los totalitarismos se halla, fundamentalmente, en dos novelas: la citada ‘1984’ y ‘Rebelión en la granja’. Ésta última viene a ser una alegoría o fábula protagonizada por animales personificados que expulsan a los humanos y crean un nuevo sistema político que acaba deviniendo en brutal tiranía. No es difícil ver tras la anécdota una demoledora sátira de la Revolución Rusa y el posterior régimen creado por los bolcheviques.

Plaza George Orwell

Plaza George Orwell, en Barcelona

En cuanto a ‘1984’, publicada en 1949, presenta una visión del futuro en la que muchos creen reconocer a la sociedad actual. El concepto de “Gran Hermano” tan en boga hoy para señalar a un ente superior que ve todo lo que hacemos procede de esta novela. Nos sitúa en una futura Londres que forma parte del Imperio de Oceanía. La población se divide en tres grupos: los integrantes del Consejo dirigente, los miembros “externos” del Partido Único y el resto de los ciudadanos –denominados “los proles”– que viven subyugados y temerosos del poder. A la cabeza de esta pirámide social se halla el citado Gran Hermano, al que nadie ha visto y que, más que un dictador, es una suerte de dios pagano todopoderoso.

Un Ministerio de la Verdad se encarga de reescribir la Historia acomodándola a los intereses de los dirigentes. En él trabaja Winston Smith que, tras descubrir la gran farsa en que se basa el sistema, se subleva contra él. Le acompañará Julia, una muchacha rebelde que también ha visto la verdadera cara del régimen. Ambos se unen entonces a la Hermandad, una especie de grupo resistente dirigido por Emmanuel Goldstein que no es otra cosa que un instrumento más del poder. A partir de este momento, Winston y Julia contemplarán la auténtica faz del sistema, mucho más aterradora de lo que imaginaban. Indudablemente, la novela es una sátira de los totalitarismos pero también un lúcido análisis de lo que podría ocurrir. El propio Orwell escribió respecto a ‘1984’: “Yo no creo que el género de sociedad que describo vaya a suceder forzosamente, pero lo que sí creo es que puede ocurrir algo parecido. También creo que las ideas totalitarias han echado raíces en los cerebros de los intelectuales en todas partes del mundo y he intentado llevar estas ideas hasta sus lógicas consecuencias”. Con la lectura de la edición que nos trae Debolsillo, ahora podemos comprobar si el escritor tenía o no razón.

Fuente: The Complete Works of George Orwell.

Fotos: Colindunn y Intenteffect.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...