La llave de Sarah

Recordar algunos aspectos de nuestro pasado, principalmente errores cometidos, no es algo que nos venga mal. En este caso, con “La llave de Sarah”, el Holocausto judío se nos presenta en una novela cargada de emotividad.

Con motivo del estreno de la adaptación cinematográfica de La llave de Sarah, se ha reeditado esta obra de Tatiana de Rosnay. Ésta comienza en el París de 1942, donde las autoridades arrestan a más de 10.000 judíos ante la mirada de los parisinos que guardan silencio.

La llave de Sarah

Sarah Starzynski oculta a su hermano Michel en un armario para que no sea capturado y se guarda la llave pensando que va a regresar en unas cuantas horas. Sin embargo, los judíos son confinados durante días hasta que son enviados al campo de concentración francés donde, muy pronto, serán enviados al tristemente famoso Auschwitz.

Sesenta años después de este suceso, la periodista americana Julia Jarmond recibe el encargo de un reportaje debido al aniversario de esa redada. La reportera, reconstruyendo los hechos, descubre la lucha de Sarah por salvar a su hermano pero lo último que puede imaginar es que la investigación le conduzca hasta la familia de su marido.

La historia de la niña judía será un ejemplo a seguir no sólo para Julia, sino también para aquellos que han vivido con el peso de la culpa.

Es una novela que, siguiendo la línea de otros libros sobre la época de la Segunda Guerra Mundial, entremezcla los hechos históricos con personajes e historias ficticias.

Pero esta obra presenta un elemento diferenciador, pues nos muestra dos historias paralelas, una de ellas ambientada en la época actual. Esto permite al lector sentir de una forma más cercana los sentimientos de Sarah y comprender que las consecuencias del Holocausto judío, no terminaron al finalizar la Segunda Guerra Mundial sino que, incluso hoy en día, permanecen abiertas las heridas de familiares de los desaparecidos o incluso de los que, de forma consciente o no, participaron en esa masacre.

La llave de Sarah” es un alegato a la memoria histórica, a no olvidar los errores que cometemos y a aprender a reconocerlos, para que no los volvamos a cometer. Pero, sobre todo, es una historia que te hará, sin poder evitarlo, tener un nudo en la garganta, porque entre otras cosas, La llave de Sarah abre la puerta de la redención.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...