Alianza publica de nuevo ‘Madame Bovary’, el clásico de Flaubert

‘Madame Bovary’ es una de las más grandes creaciones de la Literatura Universal y Emma, su protagonista y personificación del hastío vital, uno de las más logradas criaturas de la misma. Ahora Alianza Editorial ha decidido lanzar una nueva edición del imperecedero clásico de Gustave Flaubert.

Monumento a Flaubert

Monumento a Gustave Flaubert en Rouen

El uno de octubre de 1857, la ‘Revue’ de París comenzaba a publicar por entregas ‘Madame Bovary’. En muy poco tiempo, se produjo tal escándalo que, tanto la editorial como su autor, Gustave Flaubert, fueron procesados por atentar contra la moral. Sometido al mismo tribunal que, poco antes, había condenado a Charles Baudelaire por ‘Las flores del mal’, el escritor consiguió ser absuelto y aquella novela se ha convertido, con el tiempo, en un clásicode las Letras Universales.

Tal como conocemos hoy el temperamento de Flaubert, podemos imaginarnos su estupefacción ante tales sucesos. Porque era un hombre entregado hasta la obsesión a su arte, que revisaba sus escritos una y otra vez a la búsqueda de la palabra exacta, de situar de modo perfecto en el párrafo una coma o un punto. Buena prueba de ello es que, pese a haber dedicado toda su vida a la literatura, son pocas las obras que nos ha legado.

Al margen de escritos menores, su producción se reduce a las novelas ‘Salambó’, relato histórico ambientado en Cartago; ‘La educación sentimental’, que narra las peripecias de Fréderic Moureau, un joven enamorado de una mujer mayor; ‘Las tentaciones de San Antonio’ y la inacabada ‘Bouvard y Pécuchet’, acerca de dos peculiares filósofos cuya única ambición es el cultivo de la sabiduría. En todas ellas, por otra parte, hallamos elementos autobiográficos pero muy especialmente en el personaje de Moureau. Porque Flaubert, aunque ha pasado a la Historia de la Literatura como un escritor realista –sin duda, lo era por técnica- no dejaba de ser un temperamento romántico presa de ese hastío vital tan característico del movimiento.

En este sentido y curiosamente, donde más puso de sí mismo fue en ‘Madame Bovary’. Y no en un personaje cualquiera, sino en la propia protagonista (con frecuencia, decía «Emma Bovary soy yo»). Porque el móvil que impulsa a la heroína a cometer adulterio es, precisamente, el hastío vital. Como la Ana Ozores de Clarín o la Ana Karenina de Tolstoi, es una mujer idealista y soñadora que se halla presa en un matrimonio infeliz y ansía vivir las emociones que encuentra en sus lecturas románticas.

Una vista de Rouen

Rouen, ciudad natal de Flaubert y uno de los escenarios de 'Madame Bovary'

Por otra parte, como es lógico en cualquier obra maestra, la acompañan en la novela una serie de personajes secundarios pero esenciales para el desarrollo de la trama, magistralmente trazados: Charles Bovary, el marido ingenuo; León Dipuis, el joven romántico cuyos gustos tan bien encajan con los de Ana; Rodolphe Boulanger, el mezquino «don Juan» de Yonville o Lheureux, un usurero sin escrúpulos que lleva a Emma a la ruina (bien es cierto que por su dispendio del dinero). Y todos ellos, acompañados de un conjunto de comparsas, conforman un microcosmos provinciano y resignado a su vida.

La protagonista es, sin embargo, diferente. Como mujer de la época, está destinada a la casa y no puede alcanzar una auténtica realización personal, pero se rebela ante su situación. Anhela vivir lo que lee en sus preciadas narraciones románticas y se equivoca porque tan sólo consigue recibir la atención de un estudiante advenedizo y, lo que es peor, de un «don juan» provinciano que sólo busca distracción. Y, con ello, destruye su matrimonio, desatiende a su hija y arruina a todos los que la rodean. En cualquier caso, se trata de un personaje complejo y extraordinario que protagoniza una de las grandes creaciones de la Literatura Universal. En ‘Madame Bovary’ nada sobra, todas las criaturas y situaciones que la componen son necesarias para lograr un perfecto equilibrio de conjunto y el estilo meticuloso de Flaubert narra la trágica historia de forma magistral. En suma, una novela extraordinaria.

Fuente: Universida d de Rouen.

Fotos: Zigazou 76 y Edhral.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...