Ocho noches blancas

Ocho noches blancas es un libro similar a la célebre obra del escritor ruso, mostrándonos como las personas podemos llegar a perdernos de un modo tal, que no sabemos que hacer con nosotros mismos.

André Aciman nos trae, o al menos eso pienso, un homenaje de las Noches blancas de Dostoievski. Sí, es cierto que, al menos a primera vista, en el título Ocho noches blancas, ya vemos la semejanza, pero también a lo largo de sus páginas, descubrimos otros aspectos que nos puedan recordar al escritor ruso, como por ejemplo, que la estructura de la novela se divida en capítulos según los días correspondientes.

Ocho noches blancas

En Ocho noches blancas el narrador es Henry Vaughan, un hombre de 28 años que asiste a una fiesta en el Upper West Side de Nueva York. Allí conoce a una mujer, Clara, que le seduce inmediatamente. Sin embargo, cuando otros acaparan la atención de Clara en la fiesta él decide irse, pero no deja de pensar que ocho días después, en la fiesta de Año Nuevo, volverá a verla o esa es su esperanza.

Sin embargo, en la siguiente noche y para su sorpresa, Clara lo espera en la puerta de un cine. A partir de entonces y durante los días anteriores a la fiesta, se siguen citando surgiendo entre ellos una relación ambigua, marcada tanto por el deseo y el amor, como por el recelo y el miedo.

En esta novela vemos cómo Henry, un hombre inseguro, titubea ante la idea de demostrar sus verdaderos sentimientos hacia Clara. Es por eso que, antes de acudir a la fiesta, Henry visita primero a su madre quién le revela su propia y encantadora historia de amor.

Es una historia que, en definitiva, versa sobre personas que se sienten tan perdidas que no saben qué hacer consigo mismas, por lo que el libro entero cuenta cómo intentan encontrarse e incluso, llegamos a descubrir que el personaje de Henry es un hombre que encuentra el amor pero que no sabe qué hacer con él. Y nosotros, desde las páginas del libro, acompañamos a Henry en su recorrido y nos hace cómplices de una historia de amor única, con un final único tal y como debía ser, pues es imposible de concebir de otra manera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...