El regreso de Paolo Giordano

Tras el enorme éxito obtenido con su primera novela, ‘La soledad de los números primos’, el joven escritor italiano se ha sumergido en la Guerra de Afganistán para escribir ‘El cuerpo humano’.

Giordano en una imagen reciente
En 2008, aparecía la primera novela de un joven licenciado en Física Teórica cuya relación con la Literatura había sido hasta entonces la de un mero aficionado. Se trataba de Paolo Giordano (Turín, 1982) y su obra, titulada ‘La soledad de los números primos’, vendió más de siete millones de ejemplares en todo el mundo, convirtiéndose en una de las grandes sorpresas editoriales de los últimos años y reportándole premios como el Strega, uno de los más importantes que se conceden en Italia.

Sin embargo, como el propio Giordano explica, todo ello tuvo un pernicioso efecto colateral: una vez pasó la resaca de tanta celebración, comenzó a sentirse abrumado ante el éxito y a preguntarse qué podría escribir a partir de entonces que estuviese a la altura de su primera novela.

Completamente incapaz de despertar su creatividad, tomó una difícil decisión: ir a la Guerra de Afganistán para recabar información con la que pretendía escribir un reportaje. La razón fundamental para tan extraño proyecto era, según Giordano, «insertarme en una realidad extrema que me permitiera desplazarme a mí mismo como principal fuente de mis preocupaciones». Y lo consiguió, porque de esa experiencia surgieron varios trabajos documentales y, sobre todo, su nueva novela: ‘El cuerpo humano’, con la que el escritor turinés ha regresado a las librerías de todo el mundo.

En ella, narra la experiencia de un grupo de soldados bastante inexpertos que, al mando del subteniente Antonio René, son trasladados a la base de operaciones de Ice, situada en una peligrosa zona de Afganistán. Allí les espera el teniente médico Alessandro Egitto, quién se ha reenganchado voluntariamente para no tener que volver a su país, donde le esperan unas circunstancias familiares más dolorosas que la propia guerra. Rodeados por un desierto inmenso, ahogados por el calor y asfixiados por el aburrimiento de no tener nada que hacer, todos esos hombres se hallan en condiciones de encontrarse consigo mismos.

En un conflicto tan extraño como el de Afganistán, Giordano ha hallado «un laboratorio perfecto para analizar la condición humana. Ahí vemos lo mejor y lo peor de nosotros de una manera especialmente polarizada». No se trata, por tanto, de una novela antibelicista ni, por el contrario, que pretenda exaltar la heroicidad del soldado. Sencillamente, el escritor se vale de unas condiciones tan extremas para sondear en los conflictos propios de sus personajes, algo que ya había hecho con Alice y Mattia en ‘La soledad de los números primos’.

Fuente: ‘El cuerpo humano, la novela’.

Foto: Elena Torre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...