Vuelve Pedro Zarraluki con El hijo del Virrey

Aunque el escritor Pedro Zarraluki se dio a conocer con tan sólo veinticinco años al publicar su primera novela, el éxito tardó en llegarle. No obstante, ha obtenido prestigiosos premios y ahora regresa con ‘El hijo del Virrey’, una novela juvenil que nos traslada a la Hispanoamérica colonial y que muestra indiscutibles ecos del mejor Mark Twain.

Pertenece a una familia de pintores y, según sus propias palabras, se hizo escritor porque era incapaz de seguir la tradición y necesitaba describir a los demás todo aquello que no podía pintar. Y lo fue de un modo precoz, ya que, con tan sólo veinticinco años, sorprendió a más de uno con su primera novela, ‘La décima sinfonía’, “una voluntariosa anti-utopía anarquista”.

Pedro Zarraluki ambienta su novela en la Cartagena de Indias del siglo XVIII

Pedro Zarraluki ambienta su novela en la Cartagena de Indias del siglo XVIII (en la foto, una vista de la ciudad)

Nos referimos a Pedro Zarraluki (Barcelona, 1954), un autor con una dilatada trayectoria literaria que ahora regresa con un relato juvenil que recuerda poderosamente al mejor Mark Twain: ‘El hijo del Virrey’, protagonizado por una pareja de muchachos que, al modo del Tom Sawyer y del Huckleberry Finn de aquél, viven numerosas aventuras.

Pese a haber logrado la hazaña de publicar a una edad tan temprana, Zarraluki aún tardó bastante tiempo en conseguir su primer éxito sonado. Éste le llegó en 1990 con ‘El responsable de las ranas’, que obtuvo los premios Ciudad de Barcelona y Ojo Crítico. Más tarde vendrían el Herralde con ‘La historia del silencio’ y el Nadal gracias a ‘Un encargo difícil’, que revelan a un muy interesante y versátil escritor, aunque él confiesa con humor que todavía sigue siendo incapaz de describir una nariz. No obstante, muchos críticos consideran que su mejor obra hasta la fecha es ‘Todo eso que tanto nos gusta’, una novela protagonizada por un padre y un hijo y que trata sobre la felicidad.

Como decíamos, ‘El hijo del Virrey’, que nos lleva a la Cartagena de Indias del siglo XVIII, está protagonizada por dos muchachos de muy distinta extracción social: Darío es un joven mestizo mientras que Antón es el hijo del Virrey de aquellas tierras; el primero es inquieto e idealista mientras que el segundo es más bien tímido y reflexivo.

Sin embargo, se hacen amigos y juntos correrán mil aventuras por la populosa ciudad, se perderán por la selva e irán de pesca. También en compañía descubrirán su interés por las chicas y el deseo de besarlas. Pero un triste suceso vendrá a empañar tan idílica convivencia: en 1741, se inicia el asedio británico a Cartagena de Indias que desembocará en una cruel batalla. Como puede apreciarse, las resonancias de la genial obra de Mark Twain antes citada son inevitables, aunque ello no obsta para que el relato de Zarraluki sea original, muy bien escrito y resulte apasionante para los jóvenes lectores.

Fuente: MB Agencia Literaria.

Foto: Luz Adriana Villa A.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...