Grijalbo publica ‘Sesenta kilos’, de Ramón Palomar

Un trepidante thriller a la española plagado de acción y por el que circulan toda clase de anti-héroes bajo cuya capa de duros se oculta un fracaso vital apenas escondido. Se trata de la ópera prima de Palomar.

Oporto

Oporto, uno de los escenarios de la novela

¿Cómo debe ser una novela negraal estilo español? Desde luego, no encajarían en ella los grandes traficantes de droga que viven en lujosas mansiones de Miami, ni policías al estilo de Sonny Crockett, paseándose en su Ferrari y con una dotación de medios que no desmerece a la que poseen los malos. Desgraciadamente, en España, donde basta leer los periódicos para comprobar que seguimos siendo el país de la picaresca, todo es más vulgar.

Por ello, ‘Sesenta kilos’, la novela que acaba de publicar Ramón Palomar (Nancy, Francia) en la editorial Grijalbo, encaja perfectamente con la idiosincrasia de nuestro país. Es la primera obra de este periodista que cuenta con una amplia trayectoria a sus espaldas como redactor del diario valenciano ‘Las Provincias’ y como hombre de radio.

Porque ‘Sesenta kilos’ es una novela negra pero muy española, una aventura trepidante plagada por personajes fracasados, auténticos anti-héroes, y curiosamente sin un solo policía. Hay camellos de medio pelo, antiguos legionarios, burdeles, estrípers  y peces gordos del narcotráfico a los que la burbuja inmobiliaria ha cogido desprevenidos pero ni un solo defensor de la Ley. La pareja formada por Charli –los músculos- y «el Nene» –el escaso talento- realizan una de sus acostumbrados viajes a Oporto para recoger cocaína. Llevan cuatro años haciendo al servicio de don Anselmo Antúnez Cabrera, alias «Frigorías», narcotraficante a la antigua de la costa valenciana.

Charli, en su limitado cerebro, lleva tiempo dándole vueltas a retirarse y, para «labrarse un porvenir», no se le ocurre otra cosa mejor que escapar con el equipaje que transportan, sesenta kilos de cocaína que al «Frigorías» no le hará ninguna gracia perder. Es más, cuando «el Nene» le advierte de lo que ha sucedido, encarga a Mauro, alias «Tiburón», que encuentre al osado camello.

Así se inicia una persecución implacable que nos lleva desde Oporto a Madrid, Tarifa y Tánger conociendo a toda clase de personajes pertenecientes al submundo de la delincuencia. Dotada de un ritmo vertiginoso, el lector queda auténticamente enganchado a sus páginas. Y es que Palomar ha conseguido crear un universo con ecos del mejor Quentin Tarantino pero regusto genuinamente hispánico, plagado de tipos tan violentos como fracasados que buscan por caminos erróneos una segunda oportunidad en la vida y que, en consecuencia, resultan auténticamente humanos. No en balde, su colega Santiago Posteguillo ha señalado sobre ‘Sesenta Kilos': «Novela negra española que derrite los gélidos relatos escandinavos».

Fuente: Editorial Grijalbo.

Foto: Reservas de Coches.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...