Taurus publica una biografía de Unamuno, «un megalómano titánico»

Fue Miguel de Unamuno un gran intelectual pero también una personalidad compleja y contradictoria. Y en ello abunda la biografía sobre el escritor vasco que acaba de publicar Editorial Taurus y que ha sido elaborada por otro bilbaíno, el catedrático de Filología Española y escritor Jon Juaristi.

Casa Museo Unamuno

Casa Museo y monumento a Unamuno en Fuerteventura, donde estuvo desterrado

Entre los integrantes de la Generación del Noventa y ocho, es indudablemente Miguel de Unamuno y Jugo (Bilbao, 1864-1936) el de mayor bagaje intelectual. No era tan buen novelista como Pío Baroja ni tan buen poeta como Machado, ni siquiera tan erudito y caudaloso investigador como Menéndez Pidal pero, sin duda, era el más completode todos ellos. No en balde, se le considera uno de los más grandes intelectuales de la España contemporánea.

Sin embargo, también fue Unamuno una personalidad compleja y, sobre todo, contradictoria. Por ello, cualquier biografía sobre su figura que se precie, debe albergar por fuerza estos rasgos. Y esto es lo que ha tratado de hacer Jon Juaristi (1951), bilbaíno como él, en la que acaba de publicar la Editorial Taurus, hasta el punto de calificarlo como «un megalómano titánico».

Catedrático de Filología Española en las universidades del País Vasco y en la de Nueva York, poeta, novelista y autor de ensayos, Juaristi ha dirigido, además, la Biblioteca Nacional de España y el Instituto Cervantes. Su amplia obra literaria le ha proporcionado varios premios entre los que destaca el Nacional de Ensayo en 1998 y el Azorín de Novela en 2007. La biografía que ha realizado sobre Unamuno es el segundo volumen de la colección ‘Españoles eminentes’, impulsada por la Fundación March y cuya primera entrega fue la dedicada al citado Pío Baroja.

La conclusión que ha extraído de su trabajo acerca de la personalidad unamuniana, es resumida así por Juaristi: «Es una persona interesante por motivos políticos, familiares, por su carácter y por su narcisismo. Es un hombre de contrastes, absolutamente ejemplar y cariñoso en su vida familiar, y sin embargo un neurótico de manual, muy severo con sus contemporáneos, con ese puritanismo influenciado por los Jesuitas, muy tacaño y de pocos amigos».

Respecto a su obra, señala el biógrafo: «Siempre se movió en una dicotomía irreconciliable, eligió conservarse en sus puras contradicciones y manifestó un carácter romántico: era incapaz de conciliar su tendencia al entusiasmo con lo racional, pero necesitaba argumentar la fuerza con la razón». Y, en cuanto a sus ideas políticas: «Transitó del nacionalismo vasco al enaltecimiento de la monarquía, luego se enfrentó a Alfonso XIII y Primo de Rivera y, durante la Segunda República, cuando había sido recibido como uno de sus padres, se distanció de ella». Juaristi ha sabido, en suma, captar las permanentes contradicciones del carácter unamuniano para completar una biografía que, probablemente, se convertirá en obra de referencia sobre el pensador vasco.

Fuente: ‘El País’.

Foto: Mataparda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...